Síguenos:

Federación de Criadores  de Caballos Chilenos Fedetración del Rodeo Chileno
Caballo y Rodeo Portal oficial de la Federación Criadores de Caballos Raza Chilena y la Federación Deportiva Nacional del Rodeo Chileno

Alberto Cardemil: Ruperto Valderrama fue la máxima expresión de la Escuela Ecuestre Huasa

Autor: Rodrigo Crooker Sáez
Hablamos con el hijo del ex compañero de Don Rupa en sus cinco títulos.

Alberto Cardemil, hijo del mítico "On Ramo", Ramón Cardemil, quien a su vez fue legendario compañero de Ruperto Valderrama en los cinco títulos nacionales que alcanzaron durante la década de los '60, nos contó cómo fue la experiencia de conocer al tristemente fallecido "Don Rupa", junto al que corrió su primer rodeo.

"Creo que todo lo que se pueda decir de Ruperto Valderrama, como jinete, arreglador, como figura prominente del mundo huaso es poco, porque ya es una leyenda, una figura diría yo señera en la historia de la Escuela Ecuestre Huasa y del rodeo. Un jinete completo, absolutamente completo en el rodeo, en la corrida de vaca, como en el Movimiento a la Rienda y en el arreglo", señaló en diálogo con CaballoyRodeo.cl.

"Yo tuve la oportunidad de verlo desde muy joven, de niño, porque llegó a Santa Elba, en ese tiempo era Santa Hortensia, que era el criadero de mi padre y el tío Guillermo Cardemil, que eran muy amigos y socios. Santa Elba es el sucesor de Santa Hortensia y a Santa Hortensia llegaron las primeras yeguas y los primeros potros. Llegó el Refuerzo, el Estafador, hubo yeguas de primera categoría hijas del Comunista o del Criadero El Durazno de don Francisco Antonio Encina y lo vi en acción, lo observé mucho", continuó.

"Claro, yo siendo muy joven, siendo estudiante, salí a mi primer rodeo con él, que era un rodeo muy bueno que se hacía en Cordillerilla, en Teno. Yo había corrido poco, pero me dijo 'oiga, vamos'. Estaba la Posturita, que era una yegua maestra y me dijo 'le voy a encachar la Posturita para que usted salga' y la Percala estaba en arreglo, era una yegua nueva que no había corrido nunca. Fue inolvidable, salí con él, nos ganamos el Champion y fue una experiencia que me marcó mucho", recordó.

"Me marcó igual que al verlo en el arreglo. Por eso he estado trabajando tanto en poner en valor el arreglo del caballo chileno. Lo vi trabajar y mover en rienda. Era un hombre con un don natural increíble para los caballos", expresó.

Imagen foto_00000014

Para graficar sus atributos, Alberto Cardemil cuenta una anécdota "que es absolutamente verídica: Hicimos un paseo a la cordillera, largo, en ese tiempo iba Ruperto e iban varios tíos, primos. Hicimos un paseo largo al Planchón. Para hacer ese viaje hubo que distribuir mulas, que eran de Manuel Solís. Entonces, en la repartición todos tomamos y a Ruperto le asignaron un poco por broma una mula famosa por lo mañosa, que llamaban la Mula Chica".

"Hicimos el paseo, estuvimos tres días, bajamos y cuando bajamos nos dice, miren, '¿quieren que les muestre la rienda de la Mula Chica?' y movió la mula en rienda y le sacó las cabezadas y la movió sin freno, con todos los ejercicios, entrada de patas, desmontar y montar, volapié... era una luz la mula, entregada completa. Tenía un don natural absolutamente inigualable", añadió.

"Además, era una persona con una facilidad extraordinaria para todos los deportes. Para el fútbol, para el boxeo, para el polo. Era un pescador extraordinario. Tenía un swing, un modo, un biotipo que era absolutamente extraordinario. Entonces, eso a mí me marcó mucho y creo que a todos los curicanos, porque de ahí nació la Escuela Curicana", señaló.

"Nos marcó en su manera de sentarse, en su tranquilidad, en su forma de tomar las riendas, que nunca se vieran debajo de la manta corralera, en la forma de poner los caballos, en la quietud, en la serenidad, tranquilidad, el sosiego de los caballos", subrayó.

Alberto Cardemil también dedicó palabras a cuán importante fue la pareja que armaron con "On Ramo".

"Ahí, afortunadamente se topó con mi padre que era un apasionado con muy buenos caballos y marcaron una época. On Ramo tenía otras características, era una persona extraordinariamente inteligente, muy analítico, muy racional, y en el equipo ese fue su aporte, en el equipo con Ruperto fue su aporte principal. Llevaba cuentas claras de lo que tenía que hacer, de lo que tenía que marcar y lo que no tenía que marcar en las corridas. Ahí hicieron una época", sintetizó.

"Ruperto después compró una propiedad muy bonita en Teno, que la veía... después que se independizó, porque era lógico que así lo hiciera. Fue un agricultor, siguió en el arreglo de los caballos, formó una linda familia. Su mujer era una mujer extraordinaria. Ellos vivían en Santa Rebeca y tenían una casa muy linda. Ellos eran colchagüinos, la Nonita era de San Fernando, él vivió hasta que falleció en su casa, en San Fernando", añadió.

"Bueno, yo lo visité muchas veces, nos hablabamos por teléfono. Mi hermano Gonzalo, que es médico lo vio permanentemente, estuvo conversando con él tres días antes que muriera, lo trató, sabía lo que tenía, en fin...", aportó.

"Pasa que cuando uno de estos viejos se muere es como si se quemara una biblioteca, porque se pierde sabiduría, conocimiento, se pierde saber, porque el arreglo del caballo chileno es una sabiduría que se transmite oralmente, pero queda su estampa, queda el análisis de lo que hizo, porque para aprender de Ruperto, mi padre me lo señaló, como era un innato era fundamental mirar y observar lo que hacía y tratar de hacer lo mismo. Esa era la mejor enseñanza que daba, mirarlo en acción", argumentó.

Según adelantó Alberto Cardemil, "en la Federación tenemos un comité de Patrimonio y Cultura y propusimos y está acordada una distinción a la trayectoria de los arregladores maestros de la Escuela Chilena, él estaba en primer lugar. Ese acuerdo no se ha materializado aún, entiendo que será en el próximo Directorio, pero va a pasar a la galería histórica que también tiene un reconocimiento importante, a una trayectoria única, especial".

"Debe haber sido el mejor jinete que vi en mi vida, el mejor jinete de rodeo que vi en mi vida. Yo no alcancé a ver a Segundo Zúñiga, pero de los que ya se fueron al más allá parece que hay unanimidad, Segundo Zúñiga y él son los top, como máxima expresión de la monta huasa, como máxima expresión de la Escuela Ecuestre Huasa, en el manejo del caballo, los movimientos del caballo, en el rodeo, en la corrida de vaca, en el Movimiento a la Rienda y en el arreglo", manifestó.

"Mi primo 'Memo', que era mayor que nosotros, él es primo hermano mío e hijo del Tío Guillermo. El vivía mucho en Santa Rebeca, de hecho corrió el Refuerzo y los potros que se trajeron, y era compadre de Ruperto, muy unidos. El que pensó la venida de Ruperto al Fundo Santa Rebeca y al Criadero Santa Hortensia y al Criadero Santa Elba, fue el tío Guillermo que lo había visto muy joven, Ruperto llegó muy joven a Santa Rebeca, en el fundo de la Sociedad Cardemil Hermanos, donde funcionaba el Criadero Santa Hortensia y siguió funcionando después el Criadero Santa Elba", completó.

Rodeo Accesos Directos

Criadores Accesos Directos

Desarrolado por Agencia PM Digital