Santiago, | Hora Local:
CABALLO Y RODEO - Portal Oficial Federaciones del Rodeo y de Criadores de Caballos Chilenos Federación de Criadores  de Caballos Chilenos Fedetración del Rodeo Chileno

Mena y Moreno aprovecharon su momento y salieron triunfantes de Los Andes

Los jinetes de la Asociación San Felipe dieron el gran golpe en el último de los Clasificatorios 2014.

Comparte este contenido:
Imprimir Guardar PDF Enviar Autor: Héctor Uribe Delgado fecha: Lunes 24 de marzo de 2014

Los campeones en su festejo en Los Andes. (Foto: Pablo Pérez Gómez)

Por Héctor Uribe Delgado, enviado especial a Los Andes.

A eso de las dos de la tarde, bastaba darse una vuelta por el picadero, por los casinos o por los artesanos para tantear el terreno de lo que sería la Serie de Campeones del Clasificatorio de Los Andes, y varios eran los nombres que deambulaban en el ambiente.

Por supuesto, los locales Ortega asomaban como favoritos en una medialuna que los ha visto triunfadores en esta instancia. También Emiliano Ruiz y Gonzalo Vial Lira eran mencionados, José Antonio Urrutia y José Tomás Meza. Otros decían que los también locales Villarroel venían "calientitos" después de ganar el último cupo en un desempate en la última de las series libres.

Los quillotanos Eltit y Ruiz, De la Jara y Abarca, y Gutiérrez y Leiva, también asomaban, pero nadie mencionaba a quienes un par de horas más tarde encabezarían merecidamente el paseo de los campeones: Francisco Mena y Pablo Moreno. De hecho, ni ellos mismos lo esperabna. "No estaba en nuestros planes", dirían luego de bailar la cueca.

Y es que contra todo pronóstico, estos jinetes de la Asociación San Felipe le pusieron 28 puntos buenos en la collera mixta de Doña Carmen Van 7 y Las Eritas Gamuza.

La cosa fue más o menos así. El Champion empezó con 28 colleras, incluida la pareja vicecampeona de Chile, la de José Luis Ortega y su hijo Gustavo en Granizo y Puyipato, que corrió por los premios y sin dos parejas que se abstuvieron de correr por lesión: José Sandoval y Paulo Reyes en Risueño y Rosendo, y Juan Pablo Villela y Christian Pooley.

Fue así como luego del Himno Nacional y el Novillo del Silencio vino el Sello de Raza, jurado por Guillermo Trivelli, quien tras seleccionar a la Estimada, al Epifanio y a la Esbelta, se inclinó por el potro montado por José Tomás Meza, ejemplar de 1,41 de alzada; 1,68 de cincha y 18 de caña.

Imagen foto_00000013

La acción en las quinchas vino con algo de retraso por problemas eléctricos. Eso no amainó el espíritu de los cerca de tres mil espectadores que llegaron a presenciar el rodeo.

La acción partió con Urrutia y Meza en Fanático y Epifanio con nueve buenos. Para ellos fueron los primeros aplausos de la calurosa tarde andina. De la Jara y Abarca en las atajadoras yeguas Rota Tacaña y Estimada hicieron la única carrera perfecta del Clasificatorio y quedaron bien arriba en la planilla.

Gustavo Ortega y Leonardo Collao se encacharon con siete buenos en el Farolero y Quinchero, y los futuros campeones Mena y Moreno sumaron dos atajaditas para llegar a ocho. Fue el turno de los Ortega y no defraudaron con dos atajadas del popular "Loco". Eran ocho para los créditos locales en Chicharrón y Como Voy.

Los quillotanos Espinoza y Stambuk sumaron 10 en la Tapada y la Bellaquita, y sus coterráneos Ruiz y Eltit hicieron 12 en la Teruca y la Esbelta.

La acción en el segundo toro permitió ver como De la Jara y Abarca seguían haciendo de las suyas. Sumaron siete y llegaron a 20. Como para ilusionarse. Mena y Moreno, aún lejos, quedaron con 12 luego de ponerle cuatro, y el resto se quedó bien rezagado en relación a quienes llegaran al cuarto toro en el último Nacional.

Imagen foto_00000004

Los campeones, Campos y Moreno

La dramática definición

El tercer toro contó con 13 colleras. Abrieron Meza y Urrutia, quienes con dos atajadas del ex campeón de Chile le pusieron 11 para entusiasmarse con un total de 20. También comenzó el debacle de De la Jara y Abarca. Entregaron al huacho con un punto menos y quedaron con 19.

Pero así como algunos cayeron, se metieron otros. Jorge Gutiérrez y Crisitián Leiva habían pasado el corte justos (con tres y ocho), pero en el Nenito y el Vericueto le pusieron 12 buenos para también llegar a 20. Estaban en la pelea.

Ahí también vino el gran golpe de los campeones. Moreno lo colgó del medio y Mena le puso cuatro más, para luego cerrar con una del ijar. Eran 12 buenos y quedaban con 23. Los Ortega poco pudieron hacer con un toro diablazo y el punto bueno no les alcanzó.

Espinoza y Stambuk se mantuvieron en la pelea con cinco buenos y también entró a la contienda el Criadero Entre Quiscos y Espinos, con Raúl Contesse y Héctor Flores en Recuerdo y Pa Callao con dos atajadas de la cola. Eran nueve para llegar a 18.

Imagen foto_00000002

Los vicecampeones, Gutiérrez y Leiva

Todo bien cerrado en un cuarto toro corrido por seis colleras. Otra vez fue el turno de Urrutia y Meza, y algo de presión metieron con sendas atajadas del medio para llegar a 27. De la Jara y Abarca siguieron con su caída y perdieron otro punto para cerrar su participación con 18.

Al contrario, Gutiérrez y Leiva confirmaron su alza y le pusieron siete más para también llegar a 27.

Fue así como llegó la oportunidad de Mena y Moreno. Y una atajada de Mena  de la pura pata les permitió llegar a 28. Ya eran líderes, pero debían esperar. Espinoza y Stambuk sumaron dos atajadas, pero no les alcanzó y llegaron a 27.

A Contesse y Flores les costaba tres atajadas seguir en la discusión, pero el joven jinete falló a la mano de adelante, y ahí comenzaron los festejos para los sanfelipeños, quienes coronan así una gran temporada luego de haberse ganado el Zonal Norte.

Imagen foto_00000003

Stambuk y Espinoza, terceros campeones

Pero quedaba más, porque había un triple desempate en el segundo lugar. Meza y Urrutia le pusieron cuatro en el comienzo del toro extra, y Leiva y Gutiérrez sumaron 11. Espinoza y Stambuk sumaron cuatro también y los jinetes de Valle Santa Cruz fueron los segundos en bailar la cueca de los campeones.

Pero quedaba definir el tercero. Con todos los caballos ya bien agotados, Meza y Urrutia terminaron con cero y las yeguas de los quillotanos cuidaron al torito para sacarle el punto de salida.

Mientras, Mena y Moreno seguían viviendo un sueño. Saludos y más saludos, abrazos, y llamadas de teléfono. Todo lo que implica meterse directamente en la Final de Rancagua, y comenzar a pensar en que tal como en Los Andes, puedan dar la pelea a los grandes favoritos y así vivir otra jornada gloriosa en el más importante de los rodeos.

LO ULTIMO EN CABALLO Y RODEO