Santiago, | Hora Local:
CABALLO Y RODEO - Portal Oficial Federaciones del Rodeo y de Criadores de Caballos Chilenos Federación de Criadores  de Caballos Chilenos Fedetración del Rodeo Chileno

Germán Varela y Pedro Pablo Vergara rompieron los pronósticos y tocaron el cielo

Los jinetes de la Asociación O'Higgins superaron a los grandes favoritos en la Final del 63° Campeonato Nacional de Rodeo y se convirtieron en los nuevos Campeones de Chile en la Medialuna Monumental de Rancagua con una faena de 35 puntos en Piguchén Punt

Comparte este contenido:
Imprimir Guardar PDF Enviar Autor: fecha: Lunes 4 de abril de 2011

 

 

 

 

Los nuevos campeones de Chile, jinetes del Club Doñihue. Fotos de Pablo Pérez Gómez. pablopgphotos@gmail.com.

Por Héctor Parraguirre Jara

hparraguirre@gmail.com

  • Revise los resultados de todas las series del Champion de Chile
  • Vea las planillas en vivo que narró Caballoyrodeo.cl

El rodeo chileno tiene nuevos Campeones. Contra todos los pronósticos y superando a los grandes favoritos de la Final del 63° Campeonato Nacional, Germán Varela y Pedro Pablo Vergara inscribieron su nombre con letras doradas en la historia del deporte corralero.

Los jinetes de la Asociación O'Higgins (Club Doñihue) aprovecharon su oportunidad y atajaron con firmeza para llegar a 35 puntos en los lomos de Piguchén Puntilla y Santa Isabel Fogoso, y adueñarse de la corona que entregaron Cristóbal Cortina y Víctor Vergara.

 Los campeones en la Puntilla y Fogoso.

Segundos, gracias a un arranque demoledor, terminaron David Huerta y Alfonso Avila, de Cautín, en Villa Mar de Tregualemu Rescoldo y El Ideal Pehuén con 30 de los buenos.

Y en tercer lugar quedó el Criadero Santa Isabel con los inextinguibles Eduardo Tamayo y Juan Carlos Loaiza, que volvieron a los primeros puestos, ahora en los criollos Fantástico y Galanteo con 28 puntos.

Así concluyó un Champion de Chile que tuvo como Sello de Raza a la yegua Palmas de Peñaflor Escalada, montada por Alfredo Moreno Echeverría con medidas de 1,365 metro de alzada, 1,72 metro de cincha y 18 centímetros de caña, tras la elección realizada por Leonardo García Echavarri.

Y que además contó con la presencia del Presidente de la República, Sebastián Piñera, para firmar un Decreto Supremo que declaró al Caballo Chileno como Monumento Natural, Patrimonio Cultural de Chile.

La primera mitad fue para Avila y Huerta

Antes de correr la Final, los enormes candidatos para quedarse con la corona eran José Luis Ortega y Jorge Ortega. Los andinos habían premiado sus tres colleras juntos y el "loco", además, tenía una cuarta con Mauricio Villarroel.

También habían alcanzado favoritismo Emiliano Ruiz (Santiago Oriente) y Felipe Garcés (Bío Bío), de El Cisne, y Santa Isabel, luego que Tamayo y Loaiza clasificaran en la última serie libre.

Y los multicampeones nacionales comenzaron a responder, porque en el primer toro le pusieron nueve, con ocho a la mano del "Lalo" Tamayo.

Los que no estaban en los cálculos eran Huerta y Avila, que casi no alcanzan a correr por un inconveniente previo y que venían de sufrir la muerte del potro Respetao en Domingo, que también había premiado para Rancagua. Todo eso quedó en el olvido con los 12 puntos que le hicieron al huacho inicial.

 Huerta y Avila.

Santa Bárbara casi la hace perfecta en el primer animal, porque Juan Alberto Mundaca y Alfonso Navarro (Valdivia) hicieron todas las atajadas de cuatro en Chompiraz y Memo, pero se quedaron con 11 buenos. Si no hubiese sido por el punto malo con que salieron del apiñadero...

Varela y Vergara no se quedaron atrás y partieron con 11 también, con dos de tres de Germán y una de cuatro de Pedro Pablo.

¿Y qué pasaba con los favoritos? Ruiz y Garcés sólo marcaban cuatro, mientras los Ortega tenían un arranque regular, con siete puntos como la mayor cantidad.

Los Campeones de los Clasificatorios de Temuco, Rodrigo Ananías y el propio Garcés (Bío Bío), y de Valdivia, Iñaki Gazmuri y Felipe Cruz (Bío Bío) quedaban fuera en el primer toro, mientras los de Los Andes, los Ortega en los criollos de El Trapiche Ahijado y Floro, y los de Curicó, Jaime Poblete y Fernando Atavales (Melipilla), pasaban a duras penas.

Cortina y Vergara trataban de defender su título y partían con cinco de los buenos en Los Hualles Cumpa y Cerro Huacho Tío Pedro.

En el segundo animal pasó lo increíble. Huerta y Avila hicieron una "carrera perfecta", sí 13 puntos, y se escaparon con 25. Con eso, ya al menos tenían asegurado correrle cuarto toro.

Detrás de ellos se ubicaron Santa Bárbara con 18 y Santa Isabel con 16, mientras el resto se debatía en una lucha por pasar al tercer toro, incluidos Varela y Vergara. No lo lograron Ruiz y Garcés, los Ortega en Ahijado y Floro, ni Poblete y Atavales.

El título en nuevas manos

Cortina y Vergara pasaron con 13 al tercer huacho, pero ya no pudieron sostener más su corona y con apenas tres puntitos más, se despidieron de la Final y dejaron vacante el título.

Las miradas fueron para los de Cautín, los avasalladores Huerta y Avila. Pero ellos se desinflaron en el tercero y con cero punto se estancaron en 25.

Ahí se prendió la Serie de Campeones, porque Tamayo y Loaiza se acercaron con, pero Mundaca y Navarro les dieron caza con 25, al igual que los de O'Higgins, que con una notable carrera de 12 igualaban el primer lugar.

 Santa Isabel.

También entraron al cuarto toro Vista Volcán con Sebastián Walker y Sergio Tobías Labbé en los criollos Vivo al Ojo y Poncho al Viento con 20; y los Ortega, que aún daban batalla con dos colleras: las de El Trapiche Lonco e Incauto con 21, y la de Las Callanas Chicharrón y La Taquilla Cómo Voy con 20.

Santa Isabel abrió el cuarto animal, pero el gran Juan Carlos Loaiza no pudo marcar a la mano y se quedaron sólo con los cuatro de Tamayo para sumar cinco y totalizar 28.

Huerta y Avila le pusieron cinco también y con 30 se ilusionan con por lo menos figurar entre los tres primeros.

Era una inmejorable oportunidad para Santa Bárbara. Navarro iba a la mano, y tras no poder atajar en la primera y Mundaca tampoco a la mano de tras, el "Chiqui" pareció sí ponerle en la última. El jurado no lo vio así y el secretario cantó "cero punto". Al público, que quería ver campeón al popular jinete, no le gustó la decisión y reaccionó de lamentable forma lanzando objetos a la cancha.

Los de Valdivia se quedaron con 26 y sus coterráneos de Vista Volcán en 24.

Le tocó el turno a Varela y Vergara. A esa altura pocos se acordaban que tenían 25, pero se asombraron cuando le pusieron cuatro a la mano. Al final fueron 10 más y fin del asunto. Llegaron a inalcanzables 35 puntos y se coronaron Campeones de Chile, cuando aún restaba que corrieran los Ortega.

A los andinos ni siquiera les alcanzó para estar entre los tres primeros y con 24 y 23 en sus dos colleras vieron con amargura cómo se les escapaba la gloria otro año más.

Mientras, Varela y Vergara paseaban felices como nuevos monarcas nacionales, algo que jamás soñaron, pero que se hizo realidad para dejar imborrable su nombre en la memoria.

LO ULTIMO EN CABALLO Y RODEO