Santiago, | Hora Local:
CABALLO Y RODEO - Portal Oficial Federaciones del Rodeo y de Criadores de Caballos Chilenos Federación de Criadores  de Caballos Chilenos Fedetración del Rodeo Chileno

Triunfo Notable de Cardemil y Astaburuaga en 1990

En 1990, Hugo Cardemil y José Astaburuaga en Lechón y Reservado alcanzaron las medallas de oro en una participación extraordinaria .

Comparte este contenido:
Imprimir Guardar PDF Enviar Autor: fecha: Lunes 2 de agosto de 2004

Cardemil y Astaburuaga recibiendo los premios del entonces Ministro de Obras Públicas Carlos Hurtado

Fuente: Anuario 1990 de la Federación del Rodeo Chileno

Primera parte

Hugo Cardemil y José Astaburuaga, brillantes corraleros de la Asociación de Rodeo de Curicó, en los potros Lechón y Reservado coronaron su triunfo en el XLII Campeonato Nacional con una actuación que sobrepasó las expectativas, convirtiendo el anillo tricolor de Rancagua en un escenario desbordante de alegría y euforia, donde gestaron con briosidad y rendimiento un imposible que se tornó en realidad.

 Los valiosos 31 puntos buenos que coronaron sus medallas de oro, fueron catapultados por aquellos extraordinarios 12 logrados en el primer novillo.

 En el historial emotivo, brillante y hermoso del Rodeo Chileno, Hugo Cardemil y José Astaburuaga en sus briosos potros agregaron a las páginas de este anuario un rendimiento nunca visto en un Campeonato de Chile, como tampoco en la abrigada medialuna monumental de Rancagua.

De ahí que al referirnos a la soberbia serie de campeones, permítasenos hacer un paréntesis que es un homenaje a quienes dentro de las 35 colleras en competencia, no sólo fueron los campeones, sino que también figuras de un aporte inolvidable para una jornada más del deporte de mayor raíz folclórica nacional.

 Vamos corriendo

La voz inconfundible del secretario Jorge Martínez Salinas, puso la clarinada tan esperada para los corraleros y las 7 mil personas presentes en la medialuna, al resonar la tradicional frase: ?En nombre de Dios, vamos corriendo...?   

Carlos Schwalm y Ricardo Bustamante, de la Asociación Osorno, en los caballos Payaso y Campero, que habían pasado a la final tras el último cupo de la Tercera Serie Libre Grupo B, mostraron que sus caballos no se habían recuperado en las horas de descanso, y terminaron con 0.

Muy poco para iniciar la gran lucha por el título.

Luego entraron al apiñadero los curicanos Ramón Cardemil y Alfonso Navarro en los potros Bellaco y Esquinazo seguidos de un cariñoso aplauso, especialmente para ¨On Ramón¨ que había hecho público el anuncio del retiro de las medialunas de su extraordinario potro Bellaco, cualquiera fueran los resultados.

La carrera no fue lo esperado, y sólo en la última entrada a la zona de banderas ¨Chiqui¨ Navarro logró una grande de 4 que estremeció hasta sus cimientos al anillo tricolor rancagüino. No se había conseguido una gran producción, pero seguía latente la ilusión.

Corriendo la collera número 4, se produjo la primera eliminación directa por puntos malos. José Reyes y Guillermo Mondaca, del Criadero Caritraiguén, de la Asociación Osorno, salieron castigados del apiñadero en sus potros Estampillo y Rotoso y pese al entusiasmo y ordenamiento de la carrera no lograron marcar.

Las Serie de Campeones no respondía a las expectativas. El nerviosismo y el desgaste de algunas colleras no permitían la concretación de la carrera que levantara al público.

Recién la collera número 15 con Carlos Mondaca y Alejandro Loaiza, de la Asociación Valdivia, en la mixta de Rico Rato y Ligosa llegaron a seis buenos con dos atajadas de paleta libre.

 Carlos Mondaca y Alejandro Loaiza de gran actuación en la final

Se produjo el contagio, vibró el público y se logró mejorar. Alfonso Vargas y René Guzmán, de la Asociación Quillota, en los potros Navegao y Guardián V llegaron a los 8 puntos buenos, tras el preponderante aporte de Vargas con 5.

También terciaron en la levantada, los dueños de casa Gonzalo ¨Chalo¨ Vial y ¨Regalado¨ Bustamante, de la Asociación O¨Higgins, en los potros Onofre y Estribillo II que marcaron 7 buenos, pero bajaron a 6 por una mala entrega. La collera de recambio, con Onofre por Consejero -el campeón del año pasado que se había lesionado- entusiasmó. Incluso Gonzalo Vial entró magistral con Onofre  para marcar una grande de 4. Estamos en la collera número 22 y el Nacional comienza a encender sus calderas.

Se produce el delirio

 Las cartas en juego obligaron a poner ases. Así lo hicieron los curicanos Fernando Navarro (padre) y Alfonso Navarro (hijo) en los potros Bracero y Carbonero, que terminaron con 7 buenos, resaltando una grande de 4 del ¨Chiqui¨.

 El Chiqui llega grande sobre el Carbonero

Pero vino lo extraordinario y que le dio un singular contenido al XLII Campeonato Nacional de Rodeo.

Hugo Cardemil y José Astaburuaga, de la Asociación Curicó, en los potros Lechón y Reservado marcaron 12 puntos buenos.

Gran tarde tuvo Hugo Cardemil con Joselo Astaburuaga.  Cardemil sobre El Lechón llega de cuatro en la espectacular carrera de 12.

Digamos que esta collera había clasificado para la final, tras el destacado segundo lugar en la serie de sexos con 23 puntos buenos, escoltando a la collera del Criadero Santa Isabel de la Asociación O¨Higgins, Escorpión y Risueño que tuvieron en sus lomos a Ricardo de la Fuente y Eduardo Tamayo, que marcaron 26 puntos buenos.

Además, Hugo Cardemil corrió como vicecampeón nacional del año pasado en los Rodeos Clasificatorios de Osorno y San Carlos, donde fue un verdadero espectáculo junto a su compañero José Astaburuaga.

Estaban entonces para cosas grandes, y vaya que las hicieron grandes.

De la carrera reactualicemos en el relato, que José Astaburuaga salió a la mano en Reservado poniéndolo preciso, pese al galopón largo del novillo, para estacarlo con una de 4 sensacional. Vuelta la mano, fue Hugo Cardemil quien se puso con lechón colocándolo magistralmente en el ijar para marcar también otra de 4.

Quedaba el final. Los aficionados del deporte huaso habían entrado a un verdadero clímax, al producirse una alegría inenarrable donde el bullicio configuró un coro multitudinario de ¨Curicó... Curicó¨.

Lo importante dentro de esta caldera fue la tranquilidad tan propia de un gran jinete de mil rodeos y que se sabe de títulos de Chile, como es Hugo Cardemil y su collera José Astaburuaga, que comenzaba a entrar a la historia. Dejaron los segundos necesarios para que el novillo guapo, noble y peleador recuperara el aliento. Lo ordenaron paulatinamente y y le fueron motivando el galopón con Astaburuaga y Reservado pegado como una sanguijuela para llegar justo a la zona de banderas y marcar las más hermosa de las atajadas grandes, con el potro colocado magistralmente en el ijar del novillo. Otra de 4.  

Se habían completado los 12 puntos y lo increíble se hizo realidad. Vimos como los enfervorizados seguidores del rodeo se entrelazaban en abrazos.     

Todo fue maravilloso, pero había que seguir corriendo.

Sin embargo fue tan grande el impacto que Ricardo de la Fuente y Eduardo Tamayo, del Criadero Santa Isabel, una de las sobrias cartas de la Asociación O¨Higgins, en los potros Escorpión y Risueño, se quedaron en 0 al igual que Fernando y Alfonso Navarro, de la Asociación Curicó, en las yeguas Alquería y Morenita del Criadero Santa Elba. Y como para seguir temblando Ricardo de la Fuente y Eduardo Tamayo se quedaron en 0, ahora con las yeguas Ricachona y Chasquilla.

Pero lo pero dentro de esa depresión corralera, estuvo en la eliminación por puntos malos de Mario Ciappa y José Manuel Rey, del Criadero Hacienda Bío-Bío, en Torcaza y Pulga Brava que salieron con castigo del apiñadero, no encajaron un toro firme y peleador para finalizar en 0 y con 1 abajo.

Se terminaba el primer novillo entre el deliro y la pena.       

     

LO ULTIMO EN CABALLO Y RODEO