Síguenos:

Federación de Criadores  de Caballos Chilenos Fedetración del Rodeo Chileno
Caballo y Rodeo Portal oficial de la Federación Criadores de Caballos Raza Chilena y la Federación Deportiva Nacional del Rodeo Chileno

Secretos del Arreglo, Héctor Navarro: "Lo principal es tener paciencia, entender y querer a los caballos"

Autor: Alejandro Alegría Torres
El ex campeón nacional dijo que el oficio está en decadencia, pese a que en la actualidad es más fácil trabajar ejemplares.

Héctor "Titín" Navarro, campeón nacional de 1997 junto Alejandro Alvariño, conversó con Caballoyrodeo.cl en la sección "Secretos del Arreglo", comentando que lo principal para trabajar caballos es tener paciencia, querer y entender a los caballos. Mientras que comentó que en la actualidad el oficio está en decadencia, porque quedan cada vez menos arregladores, pese a que gracias al desarrollo de la genética, es más fácil preparar ejemplares.

- ¿Cómo ha sido el trabajo en pandemia?

"Creo que estamos con más tiempo, más tranquilos para hacer las cosas y para trabajar caballos nuevos. Con respecto a la pandemia, creo que para todos los arregladores ha sido mejor, porque se trabaja con más tiempo y calma".

- ¿Cómo ha sido la preparación de los caballos nuevos?

"Yo le tengo unos caballos a don Alfredo Moreno, unos caballos de las Palmas de Peñaflor, y unos a don Enrique Schwalm, acá en las dependencias de La Amanecida. La verdad es que son caballos que se están empezando a correr, que son nuevos, y que están dando sus primeros pasos. Se han ido corriendo como caballos nuevos, se les va enseñando todo de a poco y se están trabajando con más tiempo y tranquilidad".

- ¿Cuáles son los ejercicios que usted realiza a los caballos nuevos?

"Los caballos que yo tomo vienen un poquito amansados, así que yo me dedico más al tema de la postura, a que sean volvedores, buenos para andar".

Imagen foto_00000001

- ¿Qué herramientas ocupa para esos caballos?

"Es relativo porque ninguno es igual a otro, entonces ocupo guatana, filete y un riendero 1.8. A mí me ha tocado enfrenar a todos esos caballos. Trato de enfrenar después de la guatana, pero hay algunos que hay que pasarlos por un riendero para que se vayan acostumbrando al fierro, que es distinto a la guatana. Pero generalmente, más guatana y filete. La verdad es que los primeros pasos, creo que para casi todas las personas que trabajan caballos nuevos, no hay tantos secretos, porque hay cosas que no se pueden saltar, es como el ABC del fútbol, son etapas que se deben cumplir".

- Pero es importante darle el tiempo a los caballos…

"Sí, aunque eso depende de las personas o el criadero en que uno esté. Hay personas que le dan tiempo a uno para trabajar caballos, como es el caso que tengo con don Alfredo, quien entiende bien de que se trata esto. Que hay que tener tiempo para obtener caballos de calidad. Eso no es problema para mí hoy día, en esa parte. Pero hay personas que les gusta que se haga todo más rápido, todo fuera de lugar. Porque a un caballo si uno no le da la madurez necesaria, llegan hasta ahí".

- Eso nos han dicho otros arregladores, que apurar los procesos de los caballos les causa problemas…

"Claro, se funden luego. Un caballo de buena calidad y de buena clase aprende solito, pero también se funde rápido. Por eso es importante trabajar con gente que sepa cómo se hacen las cosas. Pero no todos tienen la paciencia para esperar los caballos, así que hay varios arregladores que tienen que hacer su trabajo rápido porque el patrón los apura".

Imagen foto_00000002

- ¿Qué es lo que continúa para los caballos, a los 4 o 5 años?

"Se empiezan a topear, a correr suavecito. Todo es una etapa de aprendizaje hasta ahí, todo va paso a paso. Primero es lento, luego al galopito, hacer una atajadita para que vayan agarrando el gusto y vayan quedando con ganas. No hacer una atajada con velocidad o fuerte, para que le vaya gustando la cosa. Es fácil que se recientan los caballos muy nuevos, porque no saben, se golpean mucho. Por eso después no quieren atajar más o generan resabios. Por eso yo los topeo harto, los hago atajar suavecito y después se sueltan uno, dos o tres meses, para que vayan asimilando el trabajo y después vuelven distintos, mucho mejor".

- ¿Y para los que son de competencia, que están un poco más maduros?

"A esos hay que apretarlos un poquito más, para la competencia es otro trabajo. Hay que hacerles un buen estado físico. Hacerle lo mismo, pero más fuerte, con el fin de ganar. Pero el caballo en esa etapa aguanta más porque ya ha pasado por todo el proceso, entonces uno está con más confianza para exigirle más".

- ¿Ahí hay más secretos?

"El mismo caballo va pidiendo cosas, a veces hay que ir cambiando el sistema, porque hay distintas formas de trabajar. Al final uno llega a lo mismo. Creo que todos tenemos cosas distintas para trabajar, pero al final todos llegan a lo mismo. Creo que todo es bueno, pero no en exceso. Cuando alguien entra en el exceso de las cosas, no es bueno. De repente a los caballos hay que exigirles más y a otros mantenerlos. Algunos necesitan más trabajo o topeo. Uno debe ir conociendo a los caballos muy bien, para saber cuándo apretar o enseñar".

- Es un oficio en donde siempre se dice que hay que tener mucha paciencia…

"Claro y eso a uno se lo va dando el tiempo. Entre más tiempo tiene uno en esto, más se va acostumbrando uno a los caballos. Los mismos caballos de repente le van enseñando a uno. Eso es súper verdad, que los caballos le van enseñando cosas a uno".

- ¿Antes de los Clasificatorios y el Champion de Chile, usted tiene alguna estrategia distinta?

"Creo que hay que prepararlos más. Lo principal es llegar con los caballos con buen estado físico, sanitos y enteritos. Que vayan con buen estado físico, sin problemas y sin dolores. Y hay que ir con una mira más arriba. Ojalá que no se pasen en trabajo ni mucho menos. Es preferible que al caballo le falte, que no vaya pasado de revoluciones. Ir al Champion de Chile o los Clasificatorios es como ir a una guerra, pero es entretenido, porque uno se va probando hasta dónde puede llegar. De ahí para arriba, de repente, el factor suerte influye harto. Que salgan buenos toros y que esté todo bien ese día para que salgan las cosas bien".

Imagen foto_00000016

- ¿Qué le parece el desarrollo del oficio en la actualidad?

"Creo que hay pocos arregladores, van quedando poco. Creo que está un poco en decadencia. Es un oficio que no les gusta mucho a los jinetes nuevos, porque quieren puro correr. Hay jinetes que son muy buenos para correr, pero que no les gusta trabajar caballos. Creo que está en baja el tema de los arregladores. Arregladores buenos ya no hay muchos. Viene gente buena también, pero no la cantidad que debería haber, porque hay mucho caballo ahora y arreglar caballos hoy en día es más fácil porque se ha trabajado harto la genética y los caballos ponen harto de su parte. Creo que cuesta menos en esta época trabajar caballos, pero hay poca gente, poca abundancia de arregladores".

- ¿Qué le aconsejaría a quienes están empezando a desempeñarse en este oficio?

"Lo principal es tener paciencia, deben entender y querer a los caballos. Saber que son animales, que pueden tener un día bueno y otro no tanto. Creo que eso es lo principal, tener harta paciencia, y quererlos. Uno convive toda la vida con ellos, entonces si uno los trata bien, ellos responde. Y lo otro es escuchar a los más viejos, a quienes saben y tienen más experiencia. Uno todos los días aprende algo nuevo, así que es importante escuchar a los viejos que saben más"

Rodeo Accesos Directos

Criadores Accesos Directos

Desarrolado por Agencia PM Digital