Síguenos:

Anuario de 1988: Simplemente, "On Ramo"

Autor: Caballoyrodeo.cl
Revisa este artículo sobre el siete veces Campeón de Chile, escrito tras asumir la presidencia de la Federación del Rodeo.

En el Anuario de 1988 de la Federación del Rodeo Chileno fue publicado este artículo dedicado al ese entonces presidente de la entidad, el siete veces Campeón de Chile, Ramón Cardemil Moraga.

Revisa la transcripción de la nota:

Nació en Colchagua y curicano de corazón, futbolista activo "hasta los 60", siete veces campeón de Chile de rodeo, el nuevo presidente de la Federación es el mismo de siempre. Es…

Simplemente, "On Ramo"

Ranguil es el nombre de un pueblito que huele a hierba y y recibe las brisas del cercano océano. Queda en la mitad de camino entre Lolol y Hualañé. Tierra colchagüina. Allí vivían, sin agua potable ni luz eléctrica, pero aferrados con pasión a la agricultura don Ramón Antonio Cardemil Vallejos y su esposa, doña Hortensia Moraga Moraga. Enero de 1917, con el sol pegando fuerte, llega a engrosar la familia de los Cardemil-Moraga, Ramón. Antes fueron Guillermo y Carmen; después vendrían Hernán, Hugo y Jaime.

Década del 20 en Colchagua adentro. No hay más "medio de movilización" que el caballo. Los chiquillos Cardemil desde pequeños se familiarizan con estribos, espuelas, monturas, aperos. Ramón crece entre caballos y entre interminables pichangas de fútbol. Sus dos pasiones.

El abuelo todavía vive, por esos tiempos. Fue un Cardemil el que instaló el agua potable… ¡En Antofagasta! Allá, con los plomizos cerros arenosos estrechando el horizonte hacia el Este, se casaron estos hijos de Colchagua, don Ramón Antonio y doña Hortensia.

Volvieron luego a sus raíces para ir modelando este familión de los Cardemil, un apellido insigne en el rodeo, al extremo de que ha llegado a una relación espontánea Cardemil-rodeo. O rodeo-Cardemil.

En 1945, a los 28 años, ramón debuta oficialmente en un rodeo. Esforzado, con una meta trazada, corriendo y corriendo, recién el 48 gana su primer rodeo. Y el 51 logra por primera vez estar presente en un Campeonato Nacional.

"Todos los comienzos son difíciles", asegura, calando sus palabras entre esos albos dientes que apenas se mueven.

En 1940 inicia su vida independiente como agricultor: se afinca en la provincia vecina, en Curicó Su primer trabajo fue una administración de un predio en Teno. Y de Curicó no se mueve más, hasta la fecha.

"Claro, soy colchagüino de nacimiento y curicano de adopción. A ambas tierras las quiero igual. Son huasas, tienen tradición".

Amante y defensor son concesiones de las tradiciones corraleras, se define como esposo, padre, amigo y deportista. Casado con "doña Elba", la leal esposa que dejó de acompañar a su marido "por las leseras que a veces se hablan en las tribunas sobre determinados jinetes", tienen cuatro hijos: Alberto, subsecretario del Interior y corralero; Gonzalo, un eminente cirujano; y "las chiquillas", la Carmencha, que se casó y se fue al extranjero y la Soleca, también casada y su fiel admiradora y nerviosa acompañante en los rodeos.

"Tengo espíritu ganador; eso no significa ser un obsesivo por el triunfo. Cuando entro a una medialuna quiero triunfar, pero si hay otro mejor, ¡qué diablos! fue mejor y punto. Si una cosa quisiera hacer como presidente sería poner énfasis en que todos estamos compitiendo, en que somos efectivamente adversarios, pero todos estamos en la misma y tenemos iguales armas. Respetémonos".

Imagen foto_00000001

Por años, por muchos años, fue un activo futbolista: jugó todos los domingos, sagradamente, por el "Alianza" de Curicó. Lo hizo oficialmente hasta los 52 años. Táctico, disciplinado, con espíritu ganador Y hasta los 60 años cada semana tenía un compromiso formal: jugar un partido de 90 minutos.

Hijo ilustre de Curicó por todos los éxitos que le dio a esa tierra, "On Ramo" es la perfecta combinación de un hombre de trabajo y de la casa. "No me pierdo espectáculo deportivo por televisión". Poco expresivo, reservado, habla lo justo y necesario, nunca se excedió en sus victorias ni se amargó tras sus derrotas.

Fue el mismo ganando un título nacional con un estribo amarrado con alambres a la bota, ya que se quitó el yeso sólo para un Campeonato, como aquel silencioso jinete que se fue en la última selección de campeones sin poder clasificar para la final. "Hay que aprender que la vida da y quita, a que te hace reír y llorar. Creo ser una persona que me contengo, que analizo lo que pasa. Si gano digo "muchas gracias" a quien me felicita; si pierdo, digo "así es esta cosa".

Siete veces campeón de Chile prefiere no hablar de un caballo en particular. "Son tantos en los que obtuve los títulos, los segundos y terceros lugares en finales de Chile que sería injusto de mi parte". La vida de "On Ramo" no ha cambiado con su designación como presidente. Continúa con su ritmo de trabajo, está siempre clavado a la hora de almuerzo para compartir la mesa con la señora Elba y vuelve a la faena. Con una sola diferencia: "La tarea tremenda, gigantesca, que dejó Gonzalo (Vial). Será difícil seguir su huella, pero eso es lo que me he propuesto. El trazo que nos dejó es algo ejemplar".

Esa expresión serena allá abajo en la pista, con esos chamantos que en él se ven incluso hasta más hermosos, o en la sede de la Federación, la imagen de Ramón Cardemil es una sola: la de un hombre que puede decirle "gracias a la vida". Por su familia, por su éxito, por su trabajo. "Nunca aspiré ni nunca quise la presidencia de la Federación. Pero ¿sabe por qué acepté? Porque el rodeo me ha dado tanto que de algún modo debo retribuirle".

Noble ("Gonzalo Vial era irremplazable"), optimista ("no veo como un drama mi futuro alejamiento competitivo, porque el criadero seguirá en pie y mi hijo Alberto puede sucederme"), agradecido ("lo más grande que me ha ocurrido por encima de los títulos nacionales es el haber sido elegido el Mejor Deportista") y católico ("confío en Dios que me va a ayudar"). Ramón Cardemil Moraga es el mismo "On Ramo" que llenó toda una época en el rodeo, que estableció récords, cuyo nombre nunca desapareció de la lista de los favoritos –"ojo, que con "On Ramo" puede pasar cualquier cosa" con la única diferencia que ahora es… el señor Presidente.

Por Raúl Pizarro R.

Rodeo Accesos Directos

Criadores Accesos Directos

Desarrolado por Agencia PM Digital