Síguenos:

Anuario de 1983: Galopes sureños

Autor: Caballoyrodeo.cl
Revisa esta mirada a los rodeos del sur de Chile de la época.

En el Anuario de 1983 de la Asociación de Criadores de Caballares de Chile y de la Federación del Rodeo Chileno fue publicado este artículo titulado "Galopes Sureños", escrito por Ricardo Sepúlveda Sandoval.

Revisa la transcripción de esta mirada a los rodeos del sur de Chile de la época:

Ricardo Sepúlveda Sandoval

Ingeniero Agrónomo

Purranque

Cada rodeo tiene características y atractivos que le son propios y que lo hacen único en el amplio programa nacional.

Se he querido reseñar, en apretada síntesis, características especiales de algunos rodeos y medialunas de la zona sur.

El rodeo más típico de la Isla de Chiloé es el de Dalcahue, allá conviven amistosamente chapaleles y milcaos con las empanadas fritas y de horno, caldillos de mariscos y pescado con la cazuela de ave, curanto con asado al palo, cancato con asado de cordero, chicha de manzana con blanco y tinto y por último el licor de oro (misterio de la isla) con nuestro nortino pisco.

Es el rodeo donde la mayoría de los asistentes no han llegado por caminos ni por carreteras sino por el mar. Hermoso espectáculo el del domingo en la mañana cuando por todos los canales que rodean la caleta del pueblo aparecen botes, lanchas, veleros, etc., atestados del público que viene a presenciar la fiesta huasa, y cuya salida, en muchos de los casos, es la única que realizan desde sus lugares de residencia en las innumerables islas de la región. Y al atardecer, una vez finalizado todo, el verlos alejarse entre las olas mientras se pone el sol, nos hace agradecer a nuestro deporte la posibilidad de haber presenciado este espectáculo, que unido a la cordialidad y hospitalidad chilota lo hacen único e inolvidable.

Años atrás asistí invitado como jurado al rodeo de Palena, que es el único rodeo en que la mayoría de los espectadores de la final del Campeonato, son extranjeros. La medialuna está ubicada muy cerca de la frontera. Fuera de esta curiosidad, puedo agregar que allí es donde he visto a los mejores laceadores, pialadores y domadores de potrones chúcaros. También los novillos más bravos, lobos y saltones. Con este tipo de novillos, no sólo eran necesarias las dos vueltas en el apiñadero, sino dos o tres más en la cancha, para alcanzarlos; siempre que no hubiesen saltado fuera de la pista.

Quien haya estado en los rodeos del sur, no podrá olvidar algunos recintos deportivos, que por su privilegiada ubicación y belleza del paisaje les hacen incomparables.

El Lago Llanquihue con el volcán Osorno como telón de fondo acompañado del Puntiagudo y del Calbuco, más la exuberante vegetación que les rodea sirven de marco para las medialunas de Pto. Octay, Frutillar y Pto. Varas. Lugares realmente hermosos donde el multicolor de los chamantos resalta en el azul profundo del lago y la pureza del blanco de los nevados volcanes.

No se pueden olvidar tampoco las medialunas de Ancud y Pto, Montt que suspendidas en las colinas y cerros de la zona miran hacia el Pacífico, en lugares en que la naturaleza fue pródiga en belleza y colorido.

También merece un recuerdo especial aquel recinto magnífico de Pta. Arenas, ubicado sobre una altura y mirando al estrecho de Magallanes, en un lugar estratégico, como una vigía de la chilenidad.

Es necesario destacar algunos aspectos de lo que significan los rodeos en las regiones XI y XX. Todos los huasos del país deberíamos conocer "algo" de lo que es el rodeo en esas zonas y lo que significa no solo para los corredores y participantes sino también para el público que asiste y vibra con nuestro deporte.

Saben Uds. que los socios del club de Chile Chico, deben cruzar el lago General Carrera para asistir a los rodeos de la región que el lago es el 2° en tamaño en América del Sur; y que este "viajecito", lo hacen en temporadas de rodeos, varias veces. Y no solo significa la travesía sino además 100 ó 200 Km. por tierra para llegar al lugar de la competencia y por caminos, que en esta zona muchas veces no lo son.

El rodeo de Chile Chico, como el de muchos otros lugares, es la fiesta del año en el pueblo, no hay descanso y todos los "lugareños" compiten por ser más cordiales y cariñosos con los visitantes que han llegado después de tanto esfuerzo y sacrificio y de lugares tan lejanos, y que Ud. seguramente no habrá oído mencionar: La Tapera, Pto. Cisnes, Mañihuales, Valle Simpson, Balmaceda, El Blanco, Villa Castillo, etc., por no mencionar los conocidos Pto. Aysén y Coyhaique, y donde existen y funcionan Clubes de Rodeo.

Y a la despedida, una vez que todo ha terminado, el pueblo entero en el muelle ríe y canta, viviendo o reviviendo hasta el último minuto esta fiesta linda de la chilenidad, que les ha deparado un alto en la rutina de sus existencias.

Digamos que este pueblo, Chile Chico, nombre que no puede estar mejor puesto, ya que es una porción del valle central, enclavado en el corazón de la Patagonia y donde crecen los frutales, se cultivan las hortalizas y la alfalfa se cosecha en óptimas condiciones en potreros rodeados de alamedas, se encuentra ubicado a centenares de metros de la frontera.

El patriotismo de los "colonos" huasos es inmenso y el cariño por la Patria y su deporte lo llevan muy dentro en sus corazones, para ellos no hay distancias ni sacrificios ni privaciones, la meta sólo es estar presentes, no a ganar, pues los medios y recursos son escasos, sino a participar y convivir y mantener y acrecentar este cariño. En una ocasión el Regimiento Bueras, movilizó 1.000 hombres a caballo en la zona, siendo la mayoría de lejanos lugares y que debieron cabalgar por 3 ó 4 días sólo por hacer acto de presencia en la citación.

Ha sido admirable la labor de "penetración" que han hecho los Clubes de Rodeo en la Región, el sombrero ha reemplazado a la boina, el zapato y la pernera a la bota y la montura al "basto gaucho". Los problemas que enfrentan todos los clubes de la zona son mucho mayores, por razones geográficas, económicas y de aislamiento. No sólo debemos estar orgullosos de su labor sino que debemos agradecerla públicamente y tratar de ayudarlos en todo lo que nos sea posible, de modo de no perder lo ganado, sino aumentar su entusiasmo y participación.

Rodeo Accesos Directos

Criadores Accesos Directos

Desarrolado por Agencia PM Digital