Síguenos:

Federación de Criadores  de Caballos Chilenos Fedetración del Rodeo Chileno
Caballo y Rodeo Portal oficial de la Federación Criadores de Caballos Raza Chilena y la Federación del Rodeo Chileno

La emoción de José Pedro Kuschel tras la actuación de los Barrientos en Osorno

Autor: Rodrigo Crooker Sáez

José Pedro Kuschel junto a Jenaro Barrientos Ferreiro.

Emocionado hasta el borde de las lágrimas se mostró este criador propietario de una de las yeguas sensación del Clasificatorio Sur.

Por Guillermo Rojas Fioratti

Como no va a ser emocionante el Rodeo si cada cierto tiempo nos regala historias que son simplemente apasionantes. Y así lo comprobamos tras la Serie Campeones del Clasificatorio de Osorno disputado el pasado fin de semana, donde además de disfrutar el espectáculo de Ordóñez y Alcalde, disfrutamos lo que brindaron los hermanos Jenaro y Maximiliano Barrientos, los jóvenes jinetes del Club Futrono, de la Asociación Valdivia, que se llevaron la admiración de la afición que hizo suyo el tercer lugar que consiguieron arriba de las yeguas Alto del Lago Fantasiosa y Huimpalay Amada Mía, ésta última de propiedad y criada por José Pedro Kuschel.

Es que este criador sureño no dudó en bajar raudo desde la tribuna hasta la misma cancha, en un gesto que como es tradición devela un vínculo especial cuando hay historias dignas de conocer. Fue ahí, con la emoción instalada en su rostro y con las pulsaciones a mil que nos acercamos para decirnos con voz entrecortada: “estoy muy feliz por estos chiquillos que son compañeros de carrera de mi hijo José Antonio. Él me los presentó y me contó un poco su historia, que son cabros bien sencillos y que se han sacado la cresta para tener lo que tienen gracias a esa misma pasión que uno siente por los caballos y el Rodeo”, dijo a Caballo y Rodeo.

Y añadió “me contó también que tenían una yegua extraordinaria, la barrosa (Fantasiosa). La fui a ver a un rodeo y comprobé que efectivamente la yegua es realmente extraordinaria. Y les dije que yo les iba a prestar una yegua para que la acompañaran y les pasé la colorada, la Amada Mía, una yegua que no tenía más de tres rodeos. Las yeguas las completaron en cuatro rodeos, llegaron a este clasificatorio sin ninguna experiencia previa y las premiaron en la Serie Yeguas y ahora, en la final, demostraron una tremenda calidad con este tremendo tercer lugar”.

Sobre las yeguas dijo: “son una collera de yeguas nuevas, ambas no tienen más de dos temporadas. La Amada Mía es hija del Gran Aventura Escandaloso, un hijo del Espejo en la Papaya, la misma madre del Lucero, un tremendo caballo que de seguro aún recuerda la afición. Y la madre que también es criada por mí es una hija del Custodio. Esa yegua se la regalé a María de los Ángeles Muñoz, con quien somos muy amigos, es más, se la regalé parida y preñada de un hijo Escandaloso y creo que todavía la tiene pese a sus 28 años”.

La voz del padre

Pero también pudimos conversar con Jenaro Berrientos Ferreiro, padre de los destacados jinetes, quien muy emocionado también no ocultó su enorme felicidad por este gran resultado que obtuvieron sus hijos en el Clasificatorio.

“Acá hay un esfuerzo de toda nuestra familia, de mi señora y, especialmente, de ellos que se sacan la cresta trabajando los caballos. Son mis hijos pero son muy buenos cabros, la gente los quiere mucho y por eso Dios les paga con esto”, fueron sus primeras palabras.

Sobre la yegua barrosa, la Fantasiosa, comentó “es de nuestro criadero, el Alto del Lago. Es hija de un potro de mi amigo Tomás Rivera, el Fanático que es hijo de Santa Isabel Fantástico en una yegua criada por mi padre, la Aguatera (Aguatero). Tenemos un propio hermano”.

Asimismo, dijo “la yegua la corríamos con un potro criado pero no se llevaban bien y por ahí surgió la posibilidad de juntarla con la yegua de José Pedro Kuschel, ya que mi hijo mayor, Jenarito, es muy amigo de José Antonio, hijo de José Pedro, quien nos prestó su yegua y los chicos pudieron armar esta buena collera de yeguas”.

Sobre su historia con el Rodeo contó que corre desde los 22 años pero siempre estuvo vinculado con el deporte huaso y los caballos, pasión que se la inculcó su padre, Opelio Barrientos Gatica, ex presidente del Club Futrono.

“Mi primer caballo se lo compré a don Germán Mohr y así empecé a criar pero siempre allegado a los caballos junto a mis hijos. Jenarito, por ejemplo, correr desde los 9 años pero por ahí a veces no me daban las fuerzas para armarnos de una collerita, por lo que siempre juntábamos alguno de nuestros caballos con otros de algunos amigos y así anduvimos corriendo varias temporadas. Así hasta que pudimos armarnos de unas colleras. De hecho, en la temporada andamos corriendo los tres pero ellos armaron esta collera de yegua y yo estoy apoyándolos en lo que se pueda”, concluyó.

Rodeo Accesos Directos

Criadores Accesos Directos

Desarrolado por Agencia PM Digital