Síguenos:

Secretos del Arreglo, Rodrigo Cardemil: "Lo principal para mí es la boca y tener paciencia"

Autor: Alejandro Alegría Torres

Foto de archivo de Lo Miranda.

Destacó a los hermanos Eduardo, Mario y Sergio Tamayo como los más grandes referentes de la preparación de los mancos.

Rodrigo Cardemil Porcile, destacado arreglador del Criadero Lo Miranda, conversó con Caballoyrodeo.cl en la sección "Secretos del Arreglo", manifestando que la labor del preparado es que los caballos corran bonitos y ordenados, que actualmente es muy importante que los mancos sean ágiles y afirmando que los hermanos Eduardo, Mario y Sergio Tamayo son los máximos referentes en este tradicional oficio.

- ¿Cómo ha sido su trabajo durante el verano?

"El trabajo que me toca realizar a mí en el Criadero Lo Miranda es tener a los caballos que se corren lo más a punto posible, porque Gonzalito (Vial Lira) y el 'Pitu' (Luis Fernando Corvalán) llegan a correr. El día jueves le dan una topeada y de ahí van al rodeo. Esos caballos los corrimos en diciembre y después quedaron parados, porque como no hubo rodeos, quedaron detenidos. Y de ahí solo hemos trabajado caballos nuevos. Los hemos corrido en la casa casi todos los meses. Casi 40 días o algo así. Hemos estado trabajando caballos nuevos durante la pandemia".

- ¿Cómo trabajan los caballos nuevos en Lo Miranda?

"Lo que pasa es que en el criadero hay un amansador, que los empieza, que es don José Olivares. Después pasan por 'Nacho' Olivares y Manuel Olivares, quienes los topean otro poco. A mí la verdad es que los caballos me llegan a punto de correr. Hay un amansador, después los trabajan los Olivares y después me llegan a mí. Así que los pongo al gusto de uno y los empiezo a correr en la casa, viendo cuáles nos gustan más y cuáles menos, para ir avanzándolos".

- Pero tú también has avanzado caballos. ¿Cuál es tu fórmula?

"Sí, por supuesto. Lo principal para mí es la boca y tener paciencia. No apurarse porque es un proceso muy largo que hay que hacer con harto cuidado y mucha constancia. Creo que lo principal es la boca, para mí es todo. Un caballo debe tener mucha troya, mucha guatana, y esperarlo el tiempo que necesita de verdad. Desde la amansa del caballo hasta que está corriendo pasa harto tiempo, cuatro o cinco años de preparación. Al caballo también hay que saber escucharlo. Lo importante es que lleguen maduros a estar compitiendo".

- Es importante no apurarlos ni reventarlos en el inicio…

"Eso es para mí lo principal, tener mucha paciencia y no saltarse etapas. Harto tranco, harto trote y topear harto. Acá topeamos harto a campo. Yo últimamente, desde que al criadero, tuve la suerte de trabajar con don Regalado Bustamante y la verdad creo que aprendí cosas buenas de él, por ejemplo la guatana, creo que es muy importante en el trabajo de caballos más nuevos".

- ¿Y para la competencia cómo es tú trabajo? ¿Les pides más estado físico?

"Yo soy de las personas que creen que los caballos se trabajan una vez al día, que es en la mañana, y en las tardes los camino. Ando toda la tarde a caballo, pero solamente a caminar. Trabajo una vez al día, los debo topear dos o tres veces por semana. Creo que no es muy diferente a como creo yo que lo hace todo el mundo. Me gusta mucho que estén en muy buen estado físico, eso es lo que yo hago, lo que no quiere decir que sea la última palabra. Así me ha resultado a mí, no me gusta sobrepasar el trabajo de los caballos".

- ¿Cómo es el trabajo antes de un Clasificatorio o de un Champion de Chile?

"Es el mismo trabajo que se hace durante la temporada, exactamente el mismo, porque creo que es otro rodeo más. Creo que al trabajarlos mucho, los caballos se pasan. Prefiero que siempre les esté faltando un poquito antes del rodeo, a que los tenga muy a punto mucho antes del rodeo".

- ¿Cómo se sabe qué un caballo es para la alta competencia o no es tan competitivo?

"Lo que a mí me resulta es trabajar siempre igual, no sobrepasarlos en los topeos y no los trabajo más de la cuenta. Me gusta que estén bien andandos, bien tranquilos y mansitos. Eso es lo que me ha resultado".

- ¿Qué cualidades buscas para decir que un caballo estará en la pelea?

"Creo que lo que todos buscamos es que sean caballos con harta agilidad, de buen temperamento, pero ágiles. Eso es lo que más buscamos hoy día, porque tanto los Clasificatorios como el Champion de Chile son a dos vueltas, y hoy día para mi gusto los mancos deben ser corredores. Si son corredores, el resto uno se las arregla para tenerlos bien, pero deben ser corredores. Eso es lo que me gusta a mí".

- ¿La alimentación qué tan importante es?

"Yo soy de los que tienen a los caballos todo el día amarrados afuera, pero siempre con los comederos llenos de alfalfa. Me gusta tener los caballos no exageradamente gordos, pero que estén bonitos. No me gustan los caballos delgados. Trato de tenerlos siempre bien alimentados".

- ¿Algún secreto o detalle que te identifique en el trabajo de los caballos?

"Creo tratar de hacer las cosas siguiendo a los buenos y he tenido la suerte de estar con gente que sabe mucho. Trato de ir incorporando esas cosas que uno ve a los ídolos que tiene uno, a los referentes del arreglo del caballo. Me gusta que corran bonito los caballos, que tengan buena posición en el toro, eso estoy tratando de buscar siempre. Que atajen más o menos tiene que ver con las condiciones de los caballos, pero uno que corra bonito y ordenado, es para mí el arreglo y lo que trato de buscar siempre".

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por Criadero Lo Miranda (@criaderolomiranda)

- ¿Algún referente que tengas en el trabajo de los caballos?

"He tenido la suerte de estar cerca de 'Lalo' Tamayo, de don Regalado Bustamante, de 'Memo' Barra, de 'Checho' Tamayo. Para mí, personalmente, los Tamayo son los referentes del arreglo del caballo, creo que son muy buenos. Sé que hay muchos arregladores buenos, pero para mí los Tamayo son los que la llevan. 'Lalo', 'Checho' y Mario, los tres. Tuve la suerte también de trabajar de Juan Pablo Cardemil y de todos he ido aprendiendo. Uno nunca deja de aprender en esto y trato de hacer todo lo posible por cada día superarme más. Para mí es eso, tener caballos bonitos y que corran entrenados. Hay que seguir aprendiendo, porque de repente los mismos caballos van enseñando cosas. Siempre hay que estar metido en el cuento, para ir siempre superándose y que eso se vea reflejado en los caballos de competencia. Eso es lo que me ha dado resultado y lo que yo busco al menos".

Rodeo Accesos Directos

Criadores Accesos Directos

Desarrolado por Agencia PM Digital