Síguenos:

Federación de Criadores  de Caballos Chilenos Fedetración del Rodeo Chileno
Caballo y Rodeo
¡Quédate en casa, cuidémonos!
Portal oficial de la Federación Criadores de Caballos Raza Chilena y la Federación Deportiva Nacional del Rodeo Chileno

El doble golpe de la pandemia a las cantoras de rodeos

Autor: Miguel Angel Moya
La suspensión de la actividad corralera por el Covid-19 dejó a muchas sin trabajo y también algunas vieron partir a seres queridos en un aciago 2020.

Los folcloristas, entre ellos las cantoras de rodeos, tuvieron un 2020 muy aciago, donde la aparición y efectos del Covid-19, que entre otras cosas provocó la suspensión de los rodeos, los dejó sin su principal fuente laboral. Ello los obligó a varios a reinventarse y usar las redes sociales para llegar con su canto a sus seguidores.

Pero también varios vieron partir a sus seres queridos, algunos de ellos contagiados por el virus y otros por largas enfermedades que se agravaron. En estos casos, sirvió nuestra música folclórica para acompañar a quienes estaban confinados en sus hogares y asimismo, para despedir a quienes iniciaron el viaje al Más Allá.

En ese contexto, hay una gran cantora, varias veces premiada, que puso su arte al servicio de aquellas familias tocadas por esta gran pena, escribiendo y poniendo música a canciones que se cantaron en varias despedidas. Nos referimos a Ofelia Gana, con quien conversó Caballoyrodeo.cl para que hablara de esta experiencia.

"Los efectos de la pandemia nos han alcanzado a todos; en una hermandad en la debilidad, en la fragilidad que nos agarró a todos por igual. Sin embargo, las cantoras también, en su sensibilidad, han visto partir a importantes personas de sus familias. Por ejemplo, en el caso de Fátima Carreño y Alejandra Alcayaga, vieron partir a sus padres. En el caso de Bernardita Faúndez y de las hermanas Sánchez Torres, del conjunto Las Chileneras, a sus madres. Entonces, con la fuerza que nos da el patriotismo, la chilenidad, el canto, ellas han salido relativamente airosas de este paso. Cómo sabe hacerla una cantora: cantando", afirmó.

"Esto es tan nuestro de los campos chilenos, de cantar cuando alguien emprende un viaje al descanso eterno. En general, yo creo que eso viene de una costumbre de los pueblos originarios. Aunque es una tradición universal, yo puedo hablar de nuestros pueblos originarios y sobre todo de los pueblos originarios nortinos. Para ellos la muerte es un empezar, es un recomenzar. Entonces, aplicado a nuestros campos, esto tiene que ver con no apenarse, porque van a una vida mejor. Y aunque cueste, una lo canta así", añadió.

"De manera que mi aporte para ellas es escribir un agradecimiento por lo que dejaron y enfrentar algo nuevo, una nueva etapa, un nuevo estado o como se le llame, con alegría. Entonces, a las chiquillas les he cooperado con canciones para que ellas las canten en la despedida a sus seres queridos. Ha sido muy gratificante porque he visto a la Fátima (Carreño) despedir con una canción a su padre. A las otras chiquillas también he querido apoyarlas entregándoles canciones para que ellas las interpreten a su vez", sostuvo.

Asimismo, dijo que en cada canción buscó destacar las cualidades de la persona extinta, agregando: "Por supuesto que fue así; destacar el hecho que sus progenitores le infundieran el amor por su patria, por nuestro canto, por el folclore. Todas ellas han tenido padres o madres que han sido los gestores del resultado final que las ha convertido en cantoras. Les han enseñado música desde chicas; les han enseñado a desfilar por su país en las fechas importantes; les han enseñado la importancia del canto en la alegría, en la tristeza, en el acompañamiento a un rodeo. O sea, las personas que se fueron, en este caso los padres y madres de estas cantoras, tuvieron una importancia fundamental para que estas chiquillas fueran cantoras".

"Pero también me ha tocado colaborar en la despedida de quienes no son del ámbito folclórico fundamentalmente. Conociéndolos o no, yo los despido a todos, porque lo hago en nombre de Chile. Lo hago en nombre de mi país ya que tengo esta fortuna de saber escribir versos con sentido, con una narrativa especial. Yo despido a todo el que parte y así es como me ha tocado despedir a diferentes personas de nuestro Rodeo, de todos los estratos de este deporte; desde los que trabajan hasta los que dirigen; y así con cualquier persona", señaló.

Pero también habló del otro impacto que caló hondo entre las cantoras de rodeo y de otros integrantes del folclore, que fue en el aspecto económico tras la suspensión de los rodeos primordialmente.

"En ese sentido, yo a las cantoras las alabo, porque la verdad que nadie se ha puesto en el lugar de ellas. Estaban acostumbradas a recibir un ingreso semanal, mensual. Todo eso se acabó con la suspensión de la fiesta linda (el Rodeo). Algunas han tenido alegremente que reinventarse. Y también mediante en este medio de utilizar las redes sociales y la tecnología, las que dirigen estos grupos han dado paso a otras cantoras menos conocidas. Ese es el gesto solidario de la persona que canta. La persona que canta no solamente lo hace para obtener un ingreso, eso fue así en los tiempos mejores, pero ahora el músico ha actuado en forma solidaria, especialmente la cantora", enfatizó.

Hizo hincapié en que la cantora canta "fundamentalmente para que su niño no sienta miedo, canta para que su marido, al llegar cansado, tenga un estímulo. Canta también para una comunidad que se ve aplastada por la incertidumbre de no saber qué pasa. Y que recurre a esta magia de la red social y canta generosamente para todos. Canta por transmitir la alegría, por bajar la desazón; para que la gente sonría. Actuando así, la pandemia no nos derrumbará. O sea, puede que nosotros no podamos terminar con este flagelo, pero si cae una, se va a levantar la otra. Como usted lo dice, ha aparecido un montón de cantoras fantásticas, preciosas".

"En este sentido el uso de las redes sociales para entregar nuestra música, ha sido una oportunidad tremenda, fantástica de demostrar la garra de la mujer que canta, la garra de la mujer chilena, que no se baja con las desazones, con los problemas. Y más encima, levanta al resto", precisó.

"Pero de todas maneras hay que cuidarse frente a las pandemia. Chiquillas, las insto, las conmino a que se cuiden, porque ustedes son la alegría de un pueblo. También hay hombres jóvenes que se han sumado; conjuntos que han aparecido merced a esto de mostrarse a través de las redes sociales. Si las cantoras no se me cuidan, estamos mal porque son fundamentales para esta época, para este momento que vivimos donde recibimos puras malas noticias, inciertas noticias. La cantora es fundamental con su canto materno, con su canto levantador, con su canto patriótico, con su canto feliz”, culminó.

Imagen foto_00000002

Fátima Carreño: La pandemia nos ha afectado mucho

Asimismo, conversamos con una de las cantoras que se encontraron en esta situación tan lamentable de quedarse sin fuente de trabajo y, a la vez despedir a un ser querido cantándole una canción creada por Ofelia Gana. Se trata de Fátima Carreño, quien nos brindó su testimonio.

"En cuanto a la pandemia nos ha afectado mucho, porque para las cantoras nuestro mayor ingreso, nuestro trabajo son los rodeos. Y en los pocos rodeos que alcanzaron a realizarse tuvimos muy pocas posibilidades de entrar, ya que se privilegió obviamente a los jinetes, a los petiseros, jurados, secretarios y, por último, la música envasada reemplazaba nuestro trabajo. Así que en ese sentido nos afectó bastante y ya vamos para el año sin poder trabajar en rodeos. Yo por lo menos estoy desde marzo así y ha sido difícil porque el training que una tenía, de estar todos los fines de semana en distinto lugar o por lo menos dos o tres fines de semana en el mes, se siente. Se nota mucho que una no está trabajando", comentó.

"Pero hay que seguir con fe y esperanza que todo esto acabe y podamos reencontrarnos, como dice una de las tantas canciones de Ofelia Gana: Volveremos a encontrarnos como amigos, como huasos. Es una tonada en que participamos varias cantoras y ojalá que este año 2021 se termine esta pandemia y podamos seguir todos disfrutando de lo que tanto nos gusta, que es nuestro deporte del Rodeo", añadió.

Confirmó que muchas cantoras tuvieron que reinventarse para seguir en contacto con sus seguidores, añadiendo: "Yo no hecho muchas; la última transmisión en vivo la hice el 23 de diciembre, que fue un concierto de villancicos a la chilena. Mi papito, Víctor Hugo Carreño Sepúlveda, se me fue el 21 de diciembre, pero igual quise hacer mi concierto el 23, que ya estaba programado y yo sé que a él eso le hubiese gustado, que yo no dejara de hacer mis cosas. Cantar y cantar a Dios, que me gusta mucho y más haciéndolo con arpa, guitarra y con nuestra indumentaria huasa, ya que se siente mucho mejor en el corazón".

Habló de ese verdadero regalo que le hizo Ofelia Gana, al entregarle una canción para despedir a su padre, señalando: "Fue maravilloso, faltaban dos minutos para las seis de la tarde cuando él falleció y a las nueve de la noche yo estaba recibiendo una canción de parte de Ofelia, la cual escuché, la escribí y se la interpreté lo mejor que pude, con el corazón. La verdad que la señora Ofelia es una mujer maravillosa, la admiro mucho. Es una gran compositora, escribe maravilloso; es un don tremendo que Dios le dio y lo más lindo es que no es una persona egoísta, sino que lo comparte con quien puede".

"Esta Canción Para mi Padre la he ido interpretando todos los días. La canté con el corazón cuando él partió y ya la hice mía. Ella me la envió con mucho cariño, lo que le agradecí enormemente y dice justo lo que yo tenía que decir. En ese momento, con la pena, a una no se le ocurre mucho. Le agradezco a Dios por todo su amor y por el tremendo hombre que me dio como padre. Un abrazo gigante a todos y que Dios quiera que esto pase pronto y volvamos a encontrarnos", expresó finalmente.

Rodeo Accesos Directos

Criadores Accesos Directos

Desarrolado por Agencia PM Digital