Síguenos:

Federación de Criadores  de Caballos Chilenos Fedetración del Rodeo Chileno
Caballo y Rodeo
¡Quédate en casa, cuidémonos!
Portal oficial de la Federación Criadores de Caballos Raza Chilena y la Federación Deportiva Nacional del Rodeo Chileno

Felipe Jiménez: Para nosotros los corraleros es una necesidad tener rodeos

Autor: Miguel Angel Moya

Foto de archivo.

Ex Campeón de Chile se refirió a la situación generada por la pandemia, a su labor como criador, a la vuelta de los rodeos y a ese Campeonato Nacional obtenido el año 1984.

Hace 36 años, Felipe Jiménez Mery y Hugo Navarro Urbina conquistaron el Campeonato Nacional de Rodeo, corriendo en Vanidoso y Auquincano, un hecho que fue muy impactante para ellos. Ahora, con la sombra siniestra del Covid-19 cerniéndose sobre nuestro país y el mundo, Felipe Jiménez conversó con Caballoyrodeo.cl sobre qué pasa con la pandemia en la localidad donde vive, de su labor como criador, de la vuelta de los rodeos y también de cuando desfilaron como Campeones el año 1984 en Rancagua. 

"Yo vivo en Codigua, que está a 16 kilómetros de Melipilla. Es un lugar bien tranquilo, en un campito de 18 hectáreas y estoy con mi familia. Tengo dos niños en el colegio que están con clases online. La Dominga, que tiene 12 años y Santiago, que tiene 10 años. Mi hijo Franco, que vive en Santiago, se vino a vivir con nosotros desde el mes de marzo. Estamos bien, este es un lugar bien tranquilo, hemos tomado todas las precauciones correspondientes y hemos salido airosos hasta el minuto", nos informó.

"Aquí tengo instalado mi Criadero Cachipivil; claro que mi criadero se lo regalé a mi hijo Claudio, que está terminando un magister en Barcelona. Porque no quiero criar más; me quedan seis productos del Cachipivil y mi hijo ahora está criando. Don Gustavo Valdebenito (Criadero Peleco) le regaló una monta del Caballero y aprovecho de saludarlo y darles las gracias. Y un amigo de Curicó también le regaló una monta; así que como le cuento, él está criando", explicó.

"El reproductor que yo tuve se llamaba Causeo, un hijo del Canteado. Le puse hijas de Campeones de Chile y me dio caballos muy buenos. Me fue muy bien, vendí muy bien y con el resultado de mi trabajo y de mi esfuerzo en el tema corralero eduqué a mis hijos. Son todos profesionales los tres mayores y de eso se trataba esto para mí", sostuvo.

"Yo compré al Causeo y después de nueve años de tenerlo, dio un Campeón de Chile, al Canalla y fui elegido el mejor Criador de Chile, además de haber sido Campeón de Chile de Rodeo, Segundo Campeón de Chile, Tercer Campeón de Chile. Fui Mejor Criador de Chile siendo muy joven, porque a los nueve años de comprarlo, me dediqué a criar. Crié durante 14 años y como le decía, fui elegido Mejor Criador de Chile con siete yeguas que tuve", detalló.

Imagen foto_00000004

Al preguntarle por qué decidió no seguir criando, respondió: "Porque la verdad que en el camino van quedando muchas cosas. Primero, lo de la crianza es un proceso muy largo. Segundo, hay que tener un campo, espacio, tiempo y mucha plata. Y yo no tengo esas cosas, yo tengo 18 hectáreas, con harta agua, así que las tengo bien bonitas. A mis 60 años no me interesa criar un potrillo para esperarlo siete años. Tengo caballos para correr, lo hago con un amigo que se llama José Antonio Velasco y dejé de criar. Hace cinco años que ya no lo hago; vendí yeguas de cría; bajé la cortina".

En cuanto al Rodeo y el retorno de la competencia corralera, nos contó que hay un rodeo inicialmente pensado en Cordillera, que depende de la aprobación del plan de retorno a las medialunas. "Está fijado para el 14 de noviembre y ahí correré con José Antonio Velasco. Corremos unos caballos suyos y unos míos. El tiene el Estimado y el Estimulado y yo tengo el Tatón y el Escabeche. Tenemos una collera de yeguas también, de ocho años y una collera de caballos de seis años. Tenemos caballos para el futuro; a nosotros los caballos nos duran cinco temporadas, casi seis.  Entonces, no necesitamos un recambio tan rápido"

"Nos gusta el Rodeo como un deporte y lo entendemos de esa manera. En la alta competencia los caballos duran tres temporadas y a veces dos. Nosotros estamos al margen de eso", afirmó.

Imagen foto_00000002

Imagen foto_00000001

Y ante este potencial retorno de la competencia corralera, enfatizó: "Para nosotros los corraleros es una necesidad tener rodeos, para juntarse con los amigos, para estar con los caballos. Para cachiporrearse un poco. Somos todos medios cachiporras; y a todos nos gusta y creo que eso es parte de la esencia del ser humano: decir lo que hace, decir lo que tiene, decir lo que quiere hacer. Yo creo que esas cosas son importantes para nosotros, por eso es que nos gustaría que existieran los rodeos".

"Yo tuve la suerte de participar de la esencia del rodeo del Rodeo, porque hoy día el mundo cambió y el Rodeo cambió. Eso no significa que uno sea más malo que otro, sino que es diferente. Creo que el Rodeo de los años 80, de los años 90 era un poco distinto y tuve la suerte de participar en ése y en éste también", aseveró.

Recordando un gran triunfo en Rancagua

Yendo al pasado, le dijimos que recordara ese Campeonato Nacional de Rodeo conquistado el año 1984 con Hugo Navarro (QEPD) en Vanidoso y Auquincano.

"Yo había llegado desde Venezuela hacía siete meses, porque fui a juntar plata para comprarme al Vanidoso, un potro que era de mi papá (Manuel Jiménez Casanelo) y se lo vendió a don Gonzalo Vial. Lo compré sólo por el hecho de recuperarlo porque era un caballo que lo había visto nacer, lo había corrido. Y a los siete meses de aquello fuimos Campeones de Chile con Hugo Navarro. El Criadero Cachipivil llevaba ocho años de crianza, era un Criadero muy joven, fuimos muy precoces. Era nuestro segundo rodeo con Hugo; ya habíamos corrido un rodeo en Chillán y en la última Serie Hugo Navarro montó al Auquicano", rememoró.

Imagen foto_00000017

"Así que ser Campeones de Chile fue una cosa muy explosiva, nos costó mucho asimilarla, pero diría que con el tiempo supimos llevarla por el buen camino. Al año siguiente salimos Segundos Campeones de Chile, luego fuimos Campeones de la Serie Potros. De manera que este título en mi historia corralera la califico de algo muy grande para mí, porque yo no soy corralero. Yo trabajaba como gerente de una empresa automotriz. Y mi mayor tiempo lo pasaba en el trabajo, no arriba de los caballos. Yo sólo llegaba a los rodeos los días sábado. Entonces, para mí fue una cosa que me cambió la vida, que me hizo entender que el esfuerzo, la dedicación y el trabajo hacen que unos lleguen muy alto", enfatizó finalmente.

Rodeo Accesos Directos

Criadores Accesos Directos

Desarrolado por Agencia PM Digital