Síguenos:

Federación de Criadores  de Caballos Chilenos Fedetración del Rodeo Chileno
Caballo y Rodeo
¡Quédate en casa, cuidémonos!
Portal oficial de la Federación Criadores de Caballos Raza Chilena y la Federación Deportiva Nacional del Rodeo Chileno

María de los Angeles Muñoz nos contó de una linda noticia y de los Criaderos Collamahuida y Maipón

Autor: Miguel Angel Moya

Fotos de archivo del Clasificatorio de Osorno.

Destacada exponente del Movimiento a la Rienda fue mamá recientemente.

María de los Angeles Muñoz Rivas  es una destaca exponente del Movimiento a la Rienda Femenino y el año 2018 llegó a la Final en Rancagua, sumando 41 puntos en Ensueño y ocupando el Cuarto Lugar. El 2019 no logró clasificar y este año buscó la opción en Pucón y en Osorno, pero tampoco alcanzó el puntaje mínimo. No obstante, hace unos días (lunes 19 de octubre) tuvo una alegría mucho más importante: Fue mamá de Laura, una niña que pesó 3 kilos 300 gramos y que con su esposo Javier Leupín Keilhold los llenó de dicha.

En diálogo con Caballoyrodeo.cl compartió la feliz noticia y también habló de cómo ha sido la situación con la pandemia, de los caballos y del potencial retorno a la competencia.

"Hace dos días fui mamá nuevamente. Mi hija la tuve acá en la Clínica Los Andes de Los Angeles. Pesó 3 kilos 300 y se llama Laura. Es mi segunda hija, la primera es Cristina y tiene un año nueve meses", indicó.

"En realidad, para el Clasificatorio de Osorno ya estaba embarazada, tenía como dos meses cuando moví en Osorno este año. Y si hubiese sido en abril el Champion de Chile, de haber clasificado, quizás no habría alcanzado a mover ni nada. Bueno, pasó todo esto de la pandemia y es todo incertidumbre. Mi papá, Mario Muñoz, está en su campo en Los Angeles, sigue trabajando sus caballos en su Criadero Collamahuida. Hubo un pequeño descanso, se espera que los rodeos partan en noviembre. Estamos todos esperando; y con mi marido estamos viendo también como una crianza; tenemos cuatro yeguas de cría, así que estamos tratando de dedicarnos también a la crianza, que nos gusta a ambos. Nuestro Criadero se llama Maipón", contó.

Imagen foto_00000002

Respecto del caballo que movió en el Clasificatorio de Repechaje Centro Sur de Osorno, comentó: "El Ensueño está ahora en el campo, pero lo dejamos como reproductor. Tiene 18 años, se corrió harto, con buenas campañas y todo, así que lo dejamos como reproductor. Tiene buena sangre, es buen caballo, bonito, pero no lo vamos a seguir moviendo, ya tiene lesiones tanto del Rodeo como de la Rienda. Entonces, en Osorno donde lo moví era su última temporada y donde desgraciadamente no alcanzamos el puntaje mínimo para Clasificar a la Final de la Rienda en "Rancagua".

"Yo vine a tener mi guagua en Los Angeles, porque está toda mi familia acá. Pero hace un año y medio que con mi marido vivimos en Rancagua. Estuvimos en cuarentena y fue fome, porque antes viajábamos mucho a Los Angeles y a Chillán a ver nuestras familias; mi marido es de Chillán. Con la pandemia tuvimos que quedarnos solos en Rancagua, no viajar tanto.  Pero estamos súper bien acompañados; vivimos en un campo; no nos vemos tan afectamos por la pandemia en el campo. Igual tenemos donde salir a caminar en las tardes, ver los animales que están en el campo", describió.

"Entonces, nos entretenemos en eso. A mi marido el trabajo le queda cerquita, trabaja en una empresa de frutas en Rancagua, así que ha seguido en eso todos los días, no se ha visto afectado. Hay que agradecer  de repente cuando uno tiene esas facilidades; no estamos encerrados  en un condominio o en un departamento. Y con niños más chicos se agradecer estar en el campo", enfatizó.

"Ahora yo sigo en Los Angeles, en la casa de mis papás. Y aunque ahora tengo que dedicarme a criar a mi hija, los caballos siempre están haciendo ojitos. En cuanto a volver a montar y a competir, una no se quiere aventurar mucho o empezar a ver un caballo para la Rienda. No sabe cuándo va a poder hacerlo. Yo luego me vuelvo a Rancagua y seguramente en el verano, donde comienza la temporada más alta de la fruta, donde mi marido está un poco más ocupado, ahí me arranco al Sur y puedo estar acá con los caballos. Pero da como susto todavía, porque es más difícil encontrar un caballo con condiciones para la  Rienda, o salir a comprar uno. Que sea un caballo preparado, que se haya movido, que tenga condiciones", expresó.

Ya finalizando la conversación, le preguntamos si sus hijas Cristina y Laura pueden también incursionar en la Rienda, siguiendo su ejemplo.

"Yo creo que sí. O sea, a la mayor le encantan los caballos, porque son niños que nacen aquí en el campo. Ven los caballos, están acostumbrados; no les dan susto y todas esas cosas. Feliz si a ambas les gustara. Y si no, también. Feliz de las dos formas, si les gustaran, yo creo que sí. Si no, no importa y que me acompañen por lo menos", cerró.

Rodeo Accesos Directos

Criadores Accesos Directos

Desarrolado por Agencia PM Digital