Síguenos:

Federación de Criadores  de Caballos Chilenos Fedetración del Rodeo Chileno
Caballo y Rodeo
¡Quédate en casa, cuidémonos!
Portal oficial de la Federación Criadores de Caballos Raza Chilena y la Federación Deportiva Nacional del Rodeo Chileno

Criadero Los Vascos, la pasión familiar de los Silva

Autor: Héctor Uribe Delgado
El criador representó a la Asociación Cardenal Caro en el Anuario de los Criadores de 2017.

- Reportaje recopilado de la sección de las Asociaciones del Anuario de la Federación Criadores de Caballos Raza Chilena de 2017.

Oscar Sebastián Silva y Oscar Eduardo, su hijo, son apasionados por la  crianza del caballo chileno y por el rodeo, y eso lo reflejan a la hora de conversar respecto a lo que en casi 20 años han forjado en el Criadero Los Vascos.

Es don Sebastián quien rememora el comienzo de esta historia. "El  Criadero Los Vascos se fundó en 1998 acá en el fundo Santa Julia (en el camino que une Población con Pumanque) con unos caballos de mi hermano fallecido, Simón Silva, quien tenía el Criadero Los Calletenes. Ahí mi padre (Raúl Silva Fuentes) me entregó  los caballos, y yo empecé a reproducirlos, y le puse a mi nuevo criadero Los Vascos porque estamos al lado de una viña que lleva ese nombre", narra.

Ahí asoma la voz de Oscar. Ex presidente de la Asociación de Rodeo Cardenal Caro y actual dirigente de los criadores de la zona cuenta que "el primer producto que tuvimos en el criadero fue el Limonero, que era nieto  de la Campesina por el Campero en la Tempestad. Era un caballo que no era fácil, que costó mucho en el arreglo y por eso al final terminó siendo caballo, pero igual dio sus productos y fue con lo que partimos. A veces eso te hace cuestionar la crianza, pero la perseverancia de mi papá, que ya venía  trabajando los caballos de mi tío Simón nos permitió que fueran saliendo más  productos como el Rebenque, la Borrachita, la Temporera. Hoy están en el Quelu, el Chambón y en cuanto a líneas hemos ido buscando las sangres del  Criadero Toscano, de  Roberto  Michellini, y también de las yeguas de  Pudemávida  Campesina. Son líneas más bien alternativas y a eso le hemos agregado Estribillo".

Dice que el principal objetivo siempre ha sido salir a correr, pero eso no  quita que estén trabajando en encontrar caballos con mucha carga racial."Nuestro principal objetivo es tener caballos dóciles, entradores en  las  patas...  Eso lo va viendo  mi  papá, porque es él quien además de criar, mueve y arregla los caballos, y eso es digno de reconocer, porque hay un  esfuerzo personal grande", comenta Oscar Silva.

"Siento que hemos ido creciendo, porque en 2017 ya pudimos participar de la Final de Rodeos para Criadores en San Clemente, donde se hizo una digna participación con las yeguas (Temporera y Borrachita) y la verdad es que esto es fruto del trabajo, la perseverancia, la humildad, porque han habido momentos difíciles en el criadero, pero la tradición del rodeo y la crianza nos permiten mantenernos en el tiempo", añade.

"En las exposiciones hemos ido aprendiendo y arriesgándonos, recibiendo las críticas constructivas, sobre todo en la morfología del caballo, pero hemos ido mejorando. Se partió con el rodeo y hoy en día el tema de las  exposiciones a mí me gusta y queremos  seguir trabajando", completa.

Don Sebastián retoma la palabra y se muestra orgulloso de lo hecho: "Esta es una tradición que viene de mi padre y de mis hermanos, así es que siempre hemos estado muy ligados al campo. A mí me gustan los caballos que sean  dóciles de la boca, porque si es así, uno le puede exigir cualquier cosa y en ese sentido estamos conformes con lo que hemos hecho, porque hemos tenido un potro que fue el mejor de la Cardenal Caro (Los Calletenes de  Puquillay Borracho),  una yegua que  también fue  premiada (Camarón  Ranquilhuana), y así hemos ido trabajando, siempre con harta paciencia", comenta.

Y al parecer el futuro está garantizado incluso más allá del empeño de don Sebastián y de la pasión de Oscar, tal como dice este último: "Hoy en día las condiciones de crianza no son fáciles, pero hemos tenido la opción de tener  un campo y tener ahí las yeguas  de crianza, y la idea es mantenerlo, y ya mi hijo (Oscar  Manuel  Ignacio) con dos años (N. de la R.: hoy ya de cinco años) anda solo de a caballo, y así es que por ahí  mantener la tradición en la familia. Dios dirá y  hoy las cosas se están dando, y hay que aprovecharlas al máximo".

Rodeo Accesos Directos

Criadores Accesos Directos

Desarrolado por Agencia PM Digital