Síguenos:

Federación de Criadores  de Caballos Chilenos Fedetración del Rodeo Chileno
Caballo y Rodeo
¡Quédate en casa, cuidémonos!
Portal oficial de la Federación Criadores de Caballos Raza Chilena y la Federación Deportiva Nacional del Rodeo Chileno

Alfredo Mechsner y su pasión puesta en el Criadero Chaqueihua

Autor: Héctor Uribe Delgado
El criador representó a la Asociación Llanquihue y Palena en el Anuario de los Criadores de 2019.

- Reportaje recopilado de la sección de las Asociaciones del Anuario de la Federación Criadores de Caballos Raza Chilena de 2019.

De pequeño, don Alfredo Mechsner estuvo metido en las patas de los caballos y con los años ese gusto por los man-os se mantuvo. Fue así como a inicios de los '90 pudo armar el Criadero Chaqueihua, cumpliendo así un sueño y dándose el gusto de criar simplemente por criar.

Y es que don Alfredo nunca corrió ni tampoco  participó de exposiciones: "A mí me gustaron los caballos desde niño, y anduve montado desde los 7 años donde mis tíos. Ellos no eran huasos, y tenían los caballos para el trabajo y para pasear, pero cuando pude comprarme mi campo, adquirí una yegua que no estaba inscrita, y tras eso pude comprar la Loncotoro Boloquita, que estaba preñada. Se la compré a Sergio Bustamante, el 'Alicate', y tuve  que  ir a donde Ciro Hausdorf, el criador de la yegua, porque parió antes de la fecha, así es que él me dio un certificado", cuenta.

"Eso fue el año 90. De hecho el primer producto que inscribí nació el 30 de noviembre del 91, el Barrilete, que era el de Loncotoro Booloquita. A esa yegua le saqué varias crías, la Pichanguera, que era hija del Bella Vista Pichintún; tuve a la Golosina, que era hija del Llacolén Golpe Seco; tuve a la Canela, que era hija del Custodio, así es que tuve buenas sangres", añade.

"Después compré una yegua que se llamaba Perlina, y también de ella tuve varías crías. De hecho, le puse un potro que se llamaba Chambón que era nieto del Bellaco, y de ahí me salió la Chacotera. Tuve también crías del Contimaz", complementa.

Y no solo eso, puesto que tuvo sangres de potros rankeados: "En esos años le criaba caballos a don Iván Gallardo (Criadero Gran Aventura), así es que él me daba cubiertas de sus potros, y así tuve crías del Platanito y del Estancado, que fueron vicecampeones de Chile. El hijo del Estancado se llama Estanquero y mi nieto, Jorge Laing, lo corre en Los Ángeles con el nombre del Criadero", dice.

"El junto a mi yerno, tienen tres caballos del Criadero: la Solita, la Guatana y el Estanquero. A las dos yeguas las están reproduciendo, porque ambas tienen buenas sangres, aunque la Guatana está con tratamiento, porque está más madura. Para mí también es un que las sangres que logré recopilar se mantengan", comenta Mechsner, quien dejó la crianza y se dedica a labores directivas.

"A mí me gustan los caballos de buenos sangres, y bonitos. Yo nunca corrí rodeo, pero sí los montaba en el campo luego de que estuvieran amansados. A algunos los corrían y los vendíamos... De hecho, en un momento le vendí todo lo que tenía a Iván Gallardo, porque cumplí un ciclo y lo que queda está en manos de mi nieto", narra.

Rodeo Accesos Directos

Criadores Accesos Directos