Síguenos:

Federación de Criadores  de Caballos Chilenos Fedetración del Rodeo Chileno
Caballo y Rodeo
¡Quédate en casa, cuidémonos!
Portal oficial de la Federación Criadores de Caballos Raza Chilena y la Federación Deportiva Nacional del Rodeo Chileno

Champion de 1970: Quera y Cáceres lograron en Osorno la corona que tuvieron cerca en Talca

Autor: Héctor Parraguirre Jara

Fotos: Anuario 1970.

En una Serie de Campeones llena de condimentos, la pareja vicecampeona en 1969 conquistó finalmente el título en Chinganero y Barquillo.

- Revisa el anuario de 1970 de la Federación del Rodeo Chileno y la Asociación de Criadores de Caballares

La Medialuna de Osorno fue el escenario donde Pablo Quera y Raúl Cáceres concretaron en 1970 lo que habían insinuado un año antes: convertirse en los Campeones de Chile de Rodeo.

En 1969, en Talca, los jinetes curicanos estuvieron muy cerca. Fueron segundos, a un punto de los ganadores Santiago Urrutia y Samuel Parot, y esta nueva oportunidad no la dejaron pasar, alcanzado la gloria en la misma collera, la de Chinganero y Barquillo, con 25 puntos.

El 22° Campeonato Nacional, organizado por la Asociación Osorno, tuvo muchos condimentos. En un hermoso recinto, con atractivos como un maravilloso sombrero huaso tejido con quilas o coligües, ubicado en la caseta de las cantoras, fue transmitido por primera vez a todo Chile por Radio Sociedad Nacional de Agricultura.

Imagen foto_00000005

De las 118 colleras que llegaron al evento, 36 clasificaron a la Final, aunque una no pudo correr por lesión de un caballo.

Antes de iniciarse la Serie de Campeones y como si fuera un anticipo de la premiación al término de la jornada, Raúl Cáceres Urtubia recibió el galardón al Mejor Deportista del Rodeo de 1969, entregado por el Círculo de Periodistas Deportivos.

El champion tuvo un gran comienzo con carreras grandes, como la de 10 de Alejandro Hott y Ricardo Martínez en Campero y Tramposo o la de 9 de Quera y Cáceres.

El público se sobaba las manos por lo que había visto en ese primer animal, cuyo corte superaron 26 colleras.

Imagen foto_00000002

El segundo toro dejó como punteros a Urrutia y Parot con 16 buenos en Cachupín y Chamanto. Además, estos jinetes tenían con 12 a Buen Amigo y Tula.

Claudio Mallea y Oscar Bustamante en Pichicha y Arrepentida arremetían con 14, mientras Hott-Martínez, Quera-Cáceres y el Criadero Arquilhue, con Eliseo Calderón (Campeón de Chile en 1955) y su hijo Oscar en Nubarrón y Comadrero, estaban con 12.

En el tercer animal, con 12 parejas en competencia, subió el nivel de los puntajes y con 8 buenos destacaron los Calderón junto a Quera y Cáceres, colleras que pasaron a liderar con 20 de cara al cuarto toro.

Hott y Martínez quedaban con 18, al tiempo que Urrutia y Parot perdían terreno en Cachupín y Chamanto, que solo subieron a 17, uno más que su otra collera de Buen Amigo y Tula, y de Mallea y Bustamante.

Imagen foto_00000001

Esas seis parejas fueron las que corrieron el cuarto animal, pero la suerte solo estuvo con una. Sufrieron Hott y Martínez, que pudieron marcar 10, pero solo hicieron 6 y quedaron con 24; pero lo más dramático fue lo del Criadero Arquilhue, que con la posibilidad de asegurar el título vieron esfumarse sus ilusiones con una carrera de cuatro puntos malos.

Urrutia y Parot tampoco lograron brillar en el cuarto toro y en medio de ese panorama los 5 buenos de Quera y Cáceres, que parecían insuficientes en un primer momento, les bastaron para conquistar el anhelado Campeonato Nacional con 25 puntos.

Segundos, con 24, quedaron Hott y Martínez y terceros, gracias a una aplaudida carrera de 7, terminaron Mallea y Bustamante con 23.

Imagen foto_00000004

En el Anuario de 1970 de la Federación del Rodeo Chileno y de la Asociación de Criadores de Caballares, Raúl Cáceres comentó este gran triunfo y respondió si se sentían candidatos a la victoria.

"En los campeonatos de Chile, a todos los adversarios se les ve como gigantes imbatibles. A éste por esto… Este por esto otro… Ese por su cancha… Aquel porque los caballos se han visto tan buenos… La ilusión sostiene y creo que sólo ella es la que empuja los camiones a los campeonatos. ¿Cuál era nuestra única base? La buena campaña del año. Ella nos alentaba a pensar que podíamos entreverarnos en la pelea. Y, por último, nos dábamos fuerzas con aquel Segundo Champion de Chile, conseguido en Talca. Como verá, nada concreto: sólo ilusiones que como venían se deshacían", señaló.

"Entramos con un propósito bien definido: correr de acuerdo a nuestra modalidad habitual. No intentar nada fuera de lo que creemos somos capaces. No entusiasmarnos por buscar el aspecto espectacular. Nada de pedirle al Barquillo atajadas al cuadril en la primera corrida a la mano. Veíamos que las quinchas eran difíciles; parecían algo planas. ¿Grandes atajadas? Sólo si la ocasión era neta. ¡Asegurar! Ninguna aventura sin fundamento. O sea, regular las corridas de acuerdo a las circunstancias y la realidad", cerró el Mejor Deportista de Rodeo de 1969 y Campeón de Chile en la misma temporada.

Rodeo Accesos Directos

Criadores Accesos Directos