Santiago, | Hora Local:
CABALLO Y RODEO - Portal Oficial Federaciones del Rodeo y de Criadores de Caballos Chilenos Federación de Criadores  de Caballos Chilenos Fedetración del Rodeo Chileno

Criadero Don Reinerio, una linda historia de amor por el caballo chileno

Cristóbal Iraira, de tan solo 13 años, es protagonista central de este relato.

Comparte este contenido:
Imprimir Guardar PDF Enviar Autor: Caballoyrodeo.cl fecha: Viernes 21 de diciembre de 2018

Por Julio Fernández Concha

El amor por el caballo chileno nunca dejará de tener lindas historias, especialmente cuando las va escribiendo un niño.

La historia del Criadero Don Reinerio, es una de ellas, porque su propietario, Cristóbal Iraira, de tan solo 13 años, la está escribiendo de manera destacada, parece sacada de un guion cinematográfico, respaldado por su padre y familia.

Es importante señalar que es el socio más joven de la Asociación de Criadores de Caballos de raza Chilena de Ñuble. Nieto de Reinerio Iraira, hoy fallecido, quien fuera por varios años presidente de Club de Deportes Ñublense de Chillán.

En la Expo San Carlos, participó por primera vez frente a destacados criaderos, mostrando productos de mucha calidad, los que avalan la responsabilidad, esfuerzo, y por sobre todo, amor por el caballo chileno, que ha tenido en los cortos años de su criadero.

Todo lo ha realizado de manera muy ordenada, como es su característica personal, pese a su corta edad, sin saltarse ninguna etapa, y manteniendo la calma para saber esperar resultados, apoyado por su padre, Franz Iraira, y los que lo acompañan en esta pasión.

Los premios Campeón Potrillo, con el ejemplar Risueño, Mejor Cabeza Hembra, con la potranca Sospechosa, Campeón Familia, con los productos Sospechosa, Acertijo, Risueña, Segundo Premio Categoría potrillo 30 a 36 meses, con Acertijo, son el mejor aval a todo su amor por el caballo.

Este niño de hablar fácil y mucha cordialidad, expresó su alegría al término de la exposición: "Estoy súper feliz por haber premiado los tres ejemplares que presentamos".

Al pasar cuenta parte de su historia de amor por el caballo: "A mí siempre me ha gustado andar a caballo, mi tata me regaló una yegua perche, pero como yo era muy chico no podía andar en ella, entonces mi papá me compró una yegua chilena inscrita para andar, le sacamos una cría, y de ahí surgió la idea de hacer nuestro criadero".

También expresa lo que significan para él los premios obtenidos: "El caballo chileno me gusta mucho, es algo realmente hermoso lo que logramos por primera vez, esto motiva a seguir".

Se emociona cuando se refiere al cariño que mostraron los socios cuando recibió los premios: "Ha sido algo muy lindo, me han recibido muy bien, estaban felices, les doy las gracias por sus muestras de cariño, me hace sentir muy tranquilo. Ahora nos prepararemos para la Exposición Nacional, ojalá nos vaya bien".

Su padre también estaba muy feliz: "Estoy muy contento. Para ser nuestra primera presentación es algo muy bueno, Esto es mérito de Cristóbal, de Cristian, que es quien lo asesora, que son los que le ponen la pasión a los caballos, aquí se ve el fruto del trabajo que han hecho, han sido jornadas diarias  muy exigentes y gran dedicación, a veces hasta las 10 de la noche trabajando, los premios recibidos son parte del sacrificio, muy merecidos, han buscado sangre, potros, yeguas, es un trabajo de varios años. Cristóbal partió a los 5 años andando a caballo".

El asesor en la búsqueda de las sangres del criadero es Cristian Lobos, quien expresa: "Es una gran emoción, una linda oportunidad que dio la vida en esta vuelta a los caballos, junto a Cristóbal y don Franz, esto es el fruto del esfuerzo y trabajo, creo que tiene un lindo camino por recorrer, es una persona que ama mucho los caballos, me siento muy acogido, feliz y contento por ellos, además que es algo que me gusta mucho, feliz de poder ayudarlos. Cristóbal es un niño muy ordenado, es muy trabajador, le gusta perfeccionarse momento a momento, es muy detallista, lo que le traerá buenos frutos en la vida".

 

LO ULTIMO EN CABALLO Y RODEO