Santiago, | Hora Local:
CABALLO Y RODEO - Portal Oficial Federaciones del Rodeo y de Criadores de Caballos Chilenos Federación de Criadores  de Caballos Chilenos Fedetración del Rodeo Chileno

Andrea Castagnoli: Correr en lo propio, en lo criado, es una alegría inmensa

Junto a su padre, René Castagnoli, pusieron al Criadero El Olvido entre los clasificados para la Final de Rodeos Para Criadores el próximo año.

Comparte este contenido:
Imprimir Guardar PDF Enviar Autor: Miguel Angel Moya fecha: Viernes 1 de diciembre de 2017

En el reciente rodeo para criadores efectuado en la Medialuna de Collipulli, el Criadero El Olvido consiguió entrar entre los premiados, para gran satisfacción de René Héctor Castagnoli Díaz y su hija Andrea Makarena Castagnoli Soto. Como los ganadores de este rodeo fueron los jinetes del Criadero Peleco, quienes corrían por los premios, los Castagnoli ascendieron al Tercer Lugar en Silencio y Tai Linda, obteniendo valiosos cuatro puntos y clasificando para la Final de Rodeos Para Criadores que se realizará el año próximo en Marchigüe.

En contacto con Caballoyrodeo.cl, Andrea Castagnoli, comentó este logro familiar, conseguido con caballos criados.

"Estamos felices, porque es un tremendo logro criar caballos; es algo no menor y obviamente hay mucho amor, mucho tiempo que se invierte ahí y que dé frutos para poder andar bien. Correr en lo propio, en lo criado, es una alegría inmensa. Si sumamos todo eso a que corriendo con mi papá lo hemos disfrutado harto, que los caballos son hermanos, estamos muy contentos", enfatizó.

"Ya sabemos que estamos clasificados a la Final de Rodeos Para Criadores; nunca hemos ido a una, así que obviamente vamos a hacer todos los esfuerzos para poder llegar allá. Nosotros tenemos harta pega con mi papá, pero creo que nos vamos a hacer el tiempo para poder llegar allá a participar. Ya nos han tendido varias manos; Gustavo Valdebenito, del Criadero Peleco, nos ofreció que fuéramos todos juntos, que nos llevaba los caballos, lo mismo otros amigos que van. Que nos juntemos todos en Marchigüe, que se dé un ambiente bien entretenido. Así que yo creo que haremos todo lo posible por estar con ellos", añadió.

Hablando de las sangres de sus caballos, detalló: "La Tai Linda es una hija del Requinto en la Brunilda, que es una yegua reproductora que la corrí yo hace cinco años. La Brunilda es del Aguacero y tiene sangre Quicio. Y el Silencio es hijo del Taconeo también en la Brunilda, esa yegua reproductora de la que yo le hablaba. Así que son hermanos por parte de madre, con un año, un año y medio de diferencia".

Un fin de semana precioso

Asimismo, le consultamos en su condición de secretaria de la Asociación Malleco de Criadores, si quedaron satisfechos con la exposición y el rodeo para criadores que hicieron en Collipulli.

"Contentísima, en realidad fue un fin de semana precioso. Fueron tres días de mucho trabajo; sacamos adelante una exposición con caballos muy bonitos. El mismo jurado, don Renato Herrera, nos dijo que para él era una dificultad jurar en una Asociación donde hay caballos tan bonitos. Excelente marco de público porque hubo un convenio con la Municipalidad de Collipulli para instalar una muestra gastronómica costumbrista y llegó mucha gente", acotó.

En cuanto al rodeo para criadores, manifestó: "Fue espectacular, si bien al inicio se nos complicó la cosa, porque teníamos un acuerdo con la Ganadera Santa Victoria de Cañete, para contar con novillos americanos para el champion. Pero a dos días, tres días de la final, nos avisaron que no podíamos contar con los novillos. Entonces, de verdad que corrimos un poco, se nos complicó, pero gracias a Dios y a los ganaderos de la zona, a don Rubén Valdebenito, sacamos el rodeo adelante. Tuvimos una final con un primer animal bastante difícil y de ahí nos afirmamos con el resto de los animales para concretar el champion con buenos puntajes".

"Hubo carreras preciosas, carreras de 13 puntos que quedaron en la retina de la gente que colmó la Medialuna dos veces la tarde del domingo", señaló finalmente.

LO ULTIMO EN CABALLO Y RODEO