Santiago, | Hora Local:
CABALLO Y RODEO - Portal Oficial Federaciones del Rodeo y de Criadores de Caballos Chilenos Federación de Criadores  de Caballos Chilenos Fedetración del Rodeo Chileno

Escala de instrucción del jinete

Lea este artículo de Marcelo Guzmán Recart.

Comparte este contenido:
Imprimir Guardar PDF Enviar Autor: Caballoyrodeo.cl fecha: Martes 31 de octubre de 2017

Por Marcelo Guzmán Recart

Según la escala la instrucción de un jinete, existen distintas fases o procesos que se deben ir asimilando para obtener el control sobre un caballo.

Lo primero es obtener "Conciencia, capacidad mental y corporal". Un jinete verdadero, ha de ser un atleta primeramente y saber controlar sus emociones y cuerpo a la vez. Si no somos capaces de controlar nuestro propio cuerpo y mente, ¿Cómo pretendemos controlar la voluntad y aprovechar los movimientos de un caballo?

A modo de referencia corralera es sabido de la afición por el fútbol de los multicampeones de rodeo Juan Carlos Loaiza y "Lalo" Tamayo. Ellos además de ser los más grandes jinetes del rodeo, son a su vez,  eximios jugadores de fútbol. Lo mismo Luis Eduardo Cortés y muchos otros connotados jinetes que se juegan una pichanguita de vez en cuando. Prácticas como el futbol, las artes marciales y el yoga, nos ayudan a desarrollar el equilibrio, a oxigenar la mente y definir en situaciones clave como al estar frente al arco. Todo ejercicio, de preferencia grupales, nos ayudan mucho en la equitación. El taca-taca y el pool no vale.

Una vez que controlamos nuestro cuerpo y mente, podemos recién pensar en montar en un caballo para aprender el paso siguiente que es "sentir el movimiento del caballo". Debemos comprender a que situación nos enfrentamos y comprender los sentimientos y reacciones del caballo en forma natural, a modo de un sexto sentido o "Horsesence". Solo una vez que aprendamos como se mueve un caballo, en otras palabras cual es la mecánica de sus movimientos, recién ahí podremos dar el paso siguiente.

"Unirse al movimiento" del caballo toma años de práctica, ojalá de montar sin estribos, pues afirmarse de los estribos suele ser un vicio que muchos huasos tenemos y el apretar las rodillas en la montura parece ser el peor enemigo del equilibrio, pues al apretar las rodillas en las faldas de la montura corralera nos hace perder el contacto de las pantorrillas con el tórax del caballo y bloquea el movimiento de nuestras caderas, por lo menos en los jinetes menos experimentados.

 Ser capaz de unirse al movimiento del caballo requiere de un control absoluto de nuestro propio cuerpo en forma inconsciente y sí… debo decir que la montura corralera actual, además de ser cómoda para el jinete, no trae ningún beneficio a la salud del caballo dado su mal calce anatómico sobre el lomo y la posición demasiado delante de las arciones de los estribos entorpece la conexión del caballo con su jinete quien además de presionar en exceso el lomo al "quedar echado atrás", no puede conectarse al tórax del caballo con las piernas, pues sus piernas quedan al altura de las paletas de caballo. Debemos mejorar nuestra montura actual o volver a la antigua, pero este tema da para muy largo y una docena de columnas de sólida base científica más, pues la ciencia moderna avala mis dichos. Sigamos.

Finalmente, si somos capaces de manejar nuestra mente y cuerpo, logramos sentir y unirnos al movimiento, recién ahí podríamos decir que entendemos de equitación y que somos capases de "Interferir el movimiento del caballo".  Esta es la ultima etapa de la escala de instrucción de un jinete y se logra con años de práctica y jamás se termina de aprender ni de pulir esta habilidad, pues todos lo caballos son distintos y requieren de distintos grados de conocimiento, temperamento y complemento que no siempre se juntan entre un jinete y un caballo.

LO ULTIMO EN CABALLO Y RODEO