" />
Santiago, | Hora Local:
CABALLO Y RODEO - Portal Oficial Federaciones del Rodeo y de Criadores de Caballos Chilenos Federación de Criadores  de Caballos Chilenos Fedetración del Rodeo Chileno

Federación de Criadores lanza serie documental "Crianzas de potros fundadores de la Raza Chilena"

La obra es iniciativa de la Comisión Formación Educación y Cultura.

Comparte este contenido:
Imprimir Guardar PDF Enviar Autor: Arturo Montory fecha: Lunes 30 de octubre de 2017

La Federación de Criadores de Caballos de Raza Chilena a través de la Comisión Formación Educación y Cultura que preside el director Ignacio Rius e integra el director Marco Antonio Barbosa, siempre preocupada de su labor de difusión de la raza me ha encargado esta gratísima labor de desarrollar este proyecto documental “Crianzas de potros fundadores de la Raza Chilena”.

Su contenido central es mostrar y en el terreno exacto los lugares geográficos donde se efectuaron las primeras crianzas y donde nacieron los Reproductores inscritos iniciales de la raza, según  consta en libro Stud Book de la Raza Chilena de la Sociedad Nacional de Agricultura publicado en 1937, de la página 16 a la 24, ordenados por números romanos.

De estos reproductores machos descienden todos los caballos actuales, nunca surgieron en ninguna otra época familias distintas a estas mencionados y hablamos de 15 generaciones conocidas atrás.

En este primer documental abordamos la “Hacienda de Pico” donde el obispo Rodrigo Gonzales de Marmolejo inicia la primera crianza, ubicada en zona de Melipilla. Ahí recorremos los cerros y planos donde esto sucedió, con la erudita información de un criador de esa zona Marco Antonio Barbosa.

Pasaron algo más de 150 años que siguió aumentando la crianza caballar y ya a partir del año 1750 comienza a afianzarse la raza y a entregar ejemplares seleccionados, adiestrados y vaqueros cuya descendencia forma el listado inicial del Stud Book arriba mencionado.

Luego ya en una época claramente establecida y reconocida comienzan la fama de los caballos de casta “quilamutana”.

Incluyendo la zona de Chiñigüe donde crió caballos de origen “quilamutano” Arturo Cousiño a fines del 1800 en el Criadero Macul, que trasladó después a Santiago, donde se ubica viña Macul que conserva caballerizas de la época.

Llegamos al valle de “Quilamuta” guiados por la mano experta de un criador y jurado actual de exposiciones Ernesto Forster, el cual nació en esa zona tan rica en tradiciones, con el cual nos sumergimos en relatos de esa localidad tan importante y trascendente para la crianza del caballo nuestro.

Los trece primeros ejemplares del Stud Book pertenecen a ese origen incluyendo además al Mancha antepasado del Contri o Golondrina.   

Vecino a Quilamuta en la localidad de Las Cabras, existió en otras épocas el criadero El Durazno de Francisco Antonio Encina Armanet, pilar de la raza como criador y erudito zootecnista e historiador.

El Durazno tuvo como base ejemplares de origen quilamutano entre ellos crías del tordillo Choroy I, numerado como I (romano) en Stud Book inicial y del cual queda descendencia actual.

Esperamos con este relato in situ, despertar entre los criadores y aficionados el gusto por sumergirse en el conocimiento y estudio más profundo de nuestra raza, cuya sustentación morfológica y funcional actual se basa en la crianza y selección de nuestros antepasados hace más de 250 años atrás.

Esa exhaustiva selección vaquera efectuada por zootecnistas, “arregladores” y jinetes que probaban y sometían a los ejemplares machos y hembras a ejercicios de destreza sublimes rodeando y enlazando ganado vacuno a toda velocidad en los cerros y quebradas de esa zona, efectuando competencias de “carreras a la chilena” (300 a 400 metros en esa época) también haciéndolos girar, parar y retroceder para luego quedar quietos y mansos en el Movimiento a la Rienda como ninguna otra raza en Sudamérica lo logro con tan tremenda eficiencia.

Estas mismas crianzas eran las que poseían las famosas “yeguas trilladoras”, de donde emergieron las futuras madres, yeguas probadas de reciedumbre morfológica y funcional, mansas y ordenadas.  

Al final del documental mostramos la temática del próximo que se desarrolla en Coltauco y Quimavida, donde existió el famoso criadero El Parral de Pedro de las Cuevas Guzmán, fundador del 90 por ciento de las familias caballares actuales, cuyo padre a fines del 1700 también incluyo ejemplares quilamutanos, ubicados muy cercanos al Parral a través de los cerros.

Este primer documental nos muestra la base donde nació y se desarrolló a través de los siglos el caballo de raza chilena y la razón de sus cualidades.

Los criaderos que les siguieron están conformados en su gran mayoría por ejemplares provenientes de estas crianzas.

Esta información es válida para todos los caballos chilenos y su descendencia en el país y los esparcidos por el mundo que tanto éxito tienen.  

LO ULTIMO EN CABALLO Y RODEO