" />
Santiago, | Hora Local:
CABALLO Y RODEO - Portal Oficial Federaciones del Rodeo y de Criadores de Caballos Chilenos Federación de Criadores  de Caballos Chilenos Fedetración del Rodeo Chileno

La atajada suave "a lo Ruperto"

Una columna de opinión de Arturo Montory.

Comparte este contenido:
Imprimir Guardar PDF Enviar Autor: Arturo Montory fecha: Miércoles 14 de noviembre de 2012

Por Arturo Montory G. Este y otros artículos los puede revisar en www.corralvictoria.cl 

Desde los tiempos que llevo mirando "correr la vaca", exactamente del 1960 cuando en Maipú fueron campeones de Chile Rodolfo Bustos y Segundo Zúñiga  en el potro Por Si Acaso y el caballo Broche, la forma de atajar ha variado muchísimo.

En aquella época se corría con piño dentro del apiñadero y los golpes entre jinetes y novillos y caballos eran muchos, además muy lento de sacar a la cancha el animal que se iba a correr, porque se elegía uno dentro del piño (25 animales), el capataz lo marcaba con una seña y no  se podía cambiar. Por la inmensa velocidad del novillo se atajaba la mayoría de las veces "tajito de pluma",  con espueleada y fuerza, porque las atajadas de ramas ya el ultimo día hundidas, el animal se ponía muy resbaloso y había que "picar", con las consecuencias que se imaginaban reflejadas en los costillas y en las bocas de los caballos.

Lo lento, excesivamente brusco hizo que se cambiara este sistema  por el "toril",  muy resistido al principio porque se creía que era poco "acampado", pero los buenos resultados terminaron por imponerse, y se reglamentó dos vueltas en el apiñadero.

Vino enseguida la época de oro del rodeo técnico, la de la "escuela curicana",  liderada por Ruperto Valderrama, el "sumun de la técnica" aplicada a un caballo corralero, aún no superada, montando a Pelotera, Nutria, Farolito, Primavera, Matucho, Venganza, Trampero de Santa Elba y en varios mas, además en otros corrales a Copihue, Chamaquita, Carretera, en fin la lista es muy larga, en todos lo mas destacado era la extrema suavidad para atajar, "detenía la novillo" como lo dice claramente el reglamento.

Esta técnica también era dominada por los jinetes  Ramón, Hugo y Hernán Cardemil,  Raúl Cáceres, Pablo Quera, Oscar Bustamante, Fernando Barra, Hernán Villalobos, Luis Sepúlveda, Manuel Fuentes, Regalado Bustamante y varios más.

Anteriormente corría de la misma forma el famoso jinete de Los Ángeles "Tito" Villegas.

En resumen era correr de "adelante hacia atrás", así de simple.

Era un gusto ver correr, jamás un golpe desmedido, los caballos bonitos, atajaban sin esfuerzo, nunca un novillo se caía, un espectáculo hermoso.

Se atajaba con los "pechos del caballo", muy bien puesto,  con naturalidad y los jurados las "daban todas".

Pero la jura fue cambiando, para asegurarse del fallo exigieron violencia hasta que llegó a tal exceso que tuvieron que colocar las banderas de la cancha a 8 metros de los palos, tema ampliamente conocido.

Todo se desvirtuó, se acabó el "exquisito arreglo de los caballos", no importó mas la buena rienda de ellos, solo se valoriza el golpe, en ello se centra la calidad de un jinete y de un caballo, absolutamente equivocado a mi punto de vista, solo favorece caballos sin boca, sin control, arrancados, jinetes de escasos recursos, nada de la fina "escuela ecuestre chilena"  a excepción de Santa Isabel, El Principio, tema de todos conocido.

Le jura llevó a los jinetes a este exceso, y la jura debe buscar ahora la forma de modificarlo, aun veo rodeos de novillos que salen a gran velocidad del apiñadero,  el jinete va puesto mínimo con la cabeza sobre el cuello del animal, atajan , lo detienen y los castigan "atajada sin remate", cuando ese es  el máximo espectáculo del rodeo, velocidad y detención brusca, la mayor expresión de una caballo "arreglado" que responda a esa exigencia,  en seguida sale un novillo apenas algo mas del tranco, los atajan tres veces, las tres veces al suelo y al final 12 ó 13 puntos buenos, luego de 6 a 7 minutos en la cancha, absolutamente injusto.

Para ello no debemos ser tan duros en la crítica al jurado, debemos dejarles un "margen de acción" para que puedan empezar y retomar  este antiguo sistema, confiemos en su criterio.

La cosa no está fácil, por lo tanto elección no tenemos ninguna.

LO ULTIMO EN CABALLO Y RODEO