Santiago, | Hora Local:
CABALLO Y RODEO - Portal Oficial Federaciones del Rodeo y de Criadores de Caballos Chilenos Federación de Criadores  de Caballos Chilenos Fedetración del Rodeo Chileno

Santa Isabel: Faltan vitrinas para tantos premios

Cinco títulos nacionales y una infinidad de otros premios, tanto en el rodeo como a nivel de exposiciones, ostenta el criadero de Agustín Edwards.

Comparte este contenido:
Imprimir Guardar PDF Enviar Autor: fecha: Jueves 5 de abril de 2007

Por Miguel Angel Moya

  • Loaiza y Tamayo volvieron a ser acariciados por la gloria
  • Tomás Rivera: ¨Necesitábamos este triunfo¨

Competitivamente hablando, el criadero Santa Isabel, obtuvo por primera vez un campeonato nacional de rodeo el año 1994 (Temporada 1993-1994), por intermedio de sus jinetes Juan Carlos Loaiza y Eduardo Tamayo en las yeguas Esbelta y Escandalosa (hijas de Estribillo), logrando el título con 35 puntos en la antigua medialuna rancagüina.

De ahí hubo que esperar algunos años para que el criadero de Agustín Edwards Eastman, presidente de la Federación de Criadores de Caballos Chilenos, volviera a lucir sus mantas triunfadoras en el recinto corralero.

Ello ocurrió el año 2000 (temporada 1999-2000), cuando nuevamente Juan Carlos Loaiza y Eduardo Tamayo, esa vez en Escorpión y Talento, se llevaron el cetro máximo con 40 unidades.

Y el Santa Isabel no paró allí, porque al año siguiente (temporada 2000-2001), Juan Carlos Loaiza y Luis Eduardo Cortés pusieron otro trofeo en las vitrinas del criadero, al obtener el título máximo de nuestro deporte corralero con 41 puntos en Banquero y Batuco.

Pero la racha continuó y el año 2002 (temporada 2001-2002), Juan Carlos Loaiza y Eduardo Tamayo hicieron la gracia nuevamente de ganar el Nacional, sumando 36 puntos en la collera mixta de Talento y Almendra.

Desde entonces, les tocó el turno de tocar la gloria a otros jinetes y criaderos. Aunque siempre los del Santa Isabel seguían siendo candidatos, no encontraban el punto exacto para revalidar sus títulos.

Incluso, el año pasado (el Campeonato de los 48 puntos logrados por los Hermanos Hernández en Malulo y Estruendo), aunque anduvieron bien en las series (ganaron la Mixta-Criaderos con 38 puntos en Diluvio y Dedal) y entraron con tres colleras a la Final, sólo consiguieron llegar hasta el tercer animal.

Pero todo cambió el 1 de abril de 2007, cuando en una contundente actuación, no exenta de emoción por la estrecha diferencia que le sacaron  a los segundos (Emiliano Ruiz y José Tomás Meza), ganaron nuevamente el Campeonato Nacional de Rodeo en Talento y Fiestera, con 38 puntos, para alegría de todos quienes admiran su estilo sobrio, del propietario del criadero Santa Isabel y sus respectivas familias.

Cabe señalar que a todos estos galardones hay que sumar también vicecampeonatos, terceros lugares y la infinidad de rodeos conquistados por los jinetes del Santa Isabel, donde además de los mencionados, también dejaron su huella Ricardo de la Fuente y Alberto Yáñez, así como José Manuel Aguirre y Benjamín García-Huidobro en el cargo de administrador que actualmente detenta Tomás Rivera.

Igualmente pasó por allí Remigio Cortés, un arreglador de nota, Campeón de Chile del Movimiento a la Rienda el año 1963 en Damasco II, y progenitor de Luis Eduardo Cortés, Campeón de Chile de Rodeo el año 2001 representando al criadero, y seis veces Campeón de Chile del Movimiento a la Rienda.

La impronta del Estribillo

En este recuento no hay que olvidar lo que ha significado casas de Polpaico Estribillo, reproductor insigne del criadero y con fuerte presencia entre los ejemplares que llegan año a año al Nacional, o que lucen su rica condición morfológica en la exposiciones de la Raza Chilena.

A modo de ejemplo, baste señalar que es el Padre o abuelo de destacados hijos como Escorpión, Escándalo y Acero, actuales reproductores del criadero, y abuelo de la Fiestera (hija de Santa Isabel Escorpión y Piguchén Cachita) y del Batuco (Santa Isabel Escorpión-Piguchén Qué Luna), Campeón de Chile el año 2001.

Y los otros dos reproductores actuales del criadero son Santa Isabel Talento (Las Mercedes Taco- Piguchén Qué Luna), Tricampeón de Chile (2000-2002-2007) y Nudo Ciego (Capuchino-Jacinta).

Jinetes de Alto Nivel

Hablar de Juan Carlos Loaiza Macleod  y Eduardo Tamayo Órdenes, es hablar de jinetes de alto nivel, experimentados y certeros en las quinchas, con un estilo sobrio, enemigos de la espectacularidad.

Privilegiadores de la técnica por sobre la parafernalia mediática. Integrantes de familias conectadas desde hace mucho tiempo al Rodeo, han ido labrando sus carreras en forma metódica, paso a paso, cosechando los frutos propios de un trabajo acertado.

Juan Carlos Loaiza, quien igualó el record impuesto por Ramón Cardemil de siete campeonatos nacionales, logró el primero de ellos el año 1987 haciendo collera con Carlos Mondaca en Rico Raco y Papayero, con 22 puntos. Al año siguiente volvió a conseguirlo, con el mismo compañero y con los mismos caballos, marcando 35 unidades.

A esos dos títulos iniciales sumó los obtenidos como jinete del Santa Isabel, cuatro de los cuales lo logró con Eduardo Tamayo, y uno con Luis Eduardo Cortés.

A su vez, Eduardo Tamayo logró su primer galardón nacional el año 1977, haciendo collera con Samuel Parot. Se llevaron el Nacional al sumar 27 puntos en Guariqueque y Desiderio.

Y Tamayo consiguió otros cuatro cetros corraleros más (temporadas 1993-1994, 1999-2000, 2001-2002 y 2006-2007) todos ellos con Juan Carlos Loaiza como compañero.

Etapas exitosas

Recurriendo a la historia (fuente: tierradecaballos.cl), el criadero Santa Isabel comienza sus actividades alrededor del año 1945, en una primera etapa, en Graneros, Sexta Región, y con sangres Enchufe como base.

Y en 1948 ya hay satisfacciones, pues el producto Granerino es elegido Mejor Ejemplar de la Raza de la Exposición de la Sociedad Nacional de Agricultura. Y en el primer Champion de Chile del año 1949, son premiadas las yeguas Seriedad y Acomodada.

Luego prosiguen las actividades en Temuco, dirigidas por José Manuel Aguirre, ayudado por Óscar Bustamante. Allí nacen el No Me Toques II (Arroyito-Coipue) y las yeguas Marmita y Pichoga (hijas de Enchufito), ganadoras de la serie Yeguas del Nacional de Talca de 1974.

En 1980 parte otra etapa, que dura hasta la actualidad,  y son adquiridos Estribillo y Riguroso, hijos de Estribo y Rigor, respectivamente. Y a la Pajarita y otras madres se suman más vientres como la Nicasia, Cachita, Raquelita y Qué Luna, todas del criadero Piguchén de Samuel Parot, las que han dado espléndidos resultados a juzgar por lo hecho hasta ahora por sus hijos.

En 1987 se incorpora al criadero, como administrador, Benjamín García-Huidobro, quien adquiere varias madres, entre ellas la Victoria, Tristeza, Talavera II, Ociosa, Pretenciosa y otras, que también han dado muchas satisfacciones al criadero. Asimismo, en el Santa Isabel han servido como reproductores el No Me Toques, Roncador, Ratero en Domingo, Riguroso, Peleco, Rico Raco, Estribillo, Satanás y Rastro, todos ellos venidos desde afuera. Y se han sumado potros nacidos en el criadero, hijos Estribillo y Taco.

Y desde hace nueve años que Tomás Rivera es el administrador del criadero, continuando por ese buen camino que ha ido tomando el Santa Isabel, y que este año se ha visto coronado por un nuevo título nacional.

LO ULTIMO EN CABALLO Y RODEO