Santiago, | Hora Local:
CABALLO Y RODEO - Portal Oficial Federaciones del Rodeo y de Criadores de Caballos Chilenos Federación de Criadores  de Caballos Chilenos Fedetración del Rodeo Chileno

Abelino Mora, Campeón o Nada VI

Abelino gana junto a Miguel Lamoliatte el Nacional de Valdivia en 1966 y parte, junto a su esposa, vestido de huaso a Francia. La celebración fue en grande.

Comparte este contenido:
Imprimir Guardar PDF Enviar Autor: fecha: Martes 16 de septiembre de 2003

Por Luis Iván Muñoz

Mora y Lamoliatte, Campeones de Chile en Valdivia

Otra y nueva gran temporada tienen los miembros de la Asociación Cautín Abelino Mora y Miguel Lamoliatte, la que auspiciaba una buena presentación en el Campeonato Nacional de Rodeo que se realizaría en Valdivia.

Llegan a la ciudad, donde los recibe el Presidente de la Asociación señor Agustín Acuña, gran artífice y responsable de este Campeonato Nacional, quien no ha descuidado detalle ni en la organización ni en la difusión de este importante evento del deporte nacional a través de los medios de prensa.

El secretario del rodeo, don Jorge Martínez, hace ingresar a la Medialuna al capataz don Alberto Alvarez, y tras él se inicia el desfile de todas las colleras de campeones de los rodeos del país.  

En el Champion de Yeguas se enfrentan los favoritos, criadores que conocen de la importancia de la calidad de las madres para sus respectivos criaderos.

El primer lugar corresponde a don Ramón Cardemil y Ruperto Valderrama en Percala y Pelotera, y el segundo para la noble Aceitaíta acompañada por la Flecha, y en tercer lugar los mismos jinetes Abelino Mora y Miguel Lamoliatte en Haciendo Sed e Indiana. 

La final del rodeo será difícil, y la collera de don Santiago Urrutia serie tras serie va metiendo sus grandes colleras en Huachipato y Campanario, Candileja y Perniciosa, Naranjerita y Huigán.

Para la final que se realiza en la tarde del día lunes, entran como capataces don Edmundo y Víctor Piel, y tras ellos las 33 colleras que han obtenido su derecho a participar en la gran final de Chile que se realiza en Valdivia.

Ya corridos los tres primeros animales del Champion han quedado muchos favoritos en el camino: locales como los hermanos Hott; los siempre luchadores don Ramón Cardemil y Ruperto Valderrama; y tantos otros. Hasta el momento tienen derecho a correr el cuarto animal don Santiago Urrutia y don Samuel Parot con 18 puntos, con parciales de 8, 4 y 6; Abelino Mora y Miguel Lamoliatte en Aceitaíta y Flecha con 17 puntos, con parciales de 6, 6 y 5; don Santiago Urrutia y Samuel Parot en Huachipato y Campanario con 15 puntos, con parciales de 4, 2 y 9; don René Urzúa y Alberto Alvarez en Huimay y Maulero con 14 puntos, con parciales de 4, 5 y 5; don Santiago Urrutia y don Samuel Parot con 13 puntos en Huingán y Naranjerita con parciales de 6, 5 y 2; Hernán Cardemil y Rául Cáceres en Barquillo y Duraznillo.

Cuenta Abelino que su primera intención había sido no ir al rodeo de Valdivia porque la yegua Aceitaíta estaba enferma, tenía una pata hinchada, recuerda haberle pedido ayuda al doctor Fritz Hilman en Temuco, quien le puso seis millones de unidades de penicilina.

"Premiamos las yeguas en el segundo lugar de su serie, pero la fuerza la hizo Miguel en Flecha. Antes de correr el cuarto animal me acerqué a don Chanca Urrutia que era muy resimpático y le dije 'corramos de igual a igual, escoja su mejor collera y nosotros corremos con nuestras yegüitas', a lo que don Chanca riéndose, y haciéndome un gesto con el dedo índice me dice 'no se va a poder... no se va a poder'. Nosotros corríamos primero, nos sale un muy buen novillo overo y le pongo tres grandes a la mano. Atrás la yegua de Miguel se negaba, pero yo igual sabiendo que había que marcar, le metí el toro y la Flecha lo atajó de las puras patas, y en la última carrera el novillo estaba un poco más cansado, pero le pongo un poco más. Gran carrera, pero de atrás venían las tres colleras de don Chanca Urrutia y don Samuel Parot. Cuando ya habían corrido sus tres colleras y no nos habían podido alcanzar, y ya nosotros éramos los nuevos Campeones de Chile, se acerca don Chanca, nos abraza, nos felicita, y riendo me propone que corramos de nuevo a la mejor pareja, y yo le contesto, también riendo y con el mismo dedo índice 'no se va a poder... no se va a poder'. ¡Que gran corralero y que gran deportistas era don Chanca!".

Fue una gran final del Campeonato de Chile, se ganaron pasajes a Europa para ellos y sus cónyuges donados por Air France.

"Las fiestas fueron muchas -dice Abelino- pero la que recuerdo más nítida es la despedida que nos dio don Fernando Hurtado en su casa... había pura alegría, los huasos íbamos a viajara a Europa. Su yerno, Andrés Zaldívar bailaba Zorba el Griego, se botaba de espalda y se paraba con una copa en la frente sin volcar su contenido... ¡cómo pasa el tiempo!, hoy día es Presidente del Senado...

 Miguel y Abelino junto a la representante de Air France que los premió con pasajes a Europa en Valdivia 1966.

Fueron todos los huasos a despedirnos al aeropuerto, allí frente a las cámaras de televisión y vestidos de huaso, como corresponde, bailamos la cueca con nuestras respectivas señoras. Vestidos de huaso nos subimos al avión y asimismo nos bajamos en París. Nosotros allá creíamos que íbamos a llamara la atención, pero como en Europa todos se visten raro, pasamos desapercibidos..."

Ese año su compañero Miguel Lamoliatte recibe ante ochenta mil personas en el Estadio Nacional el premio al Mejor Deportista, y Abelino Mora además es calificado como el Segundo mejor jinete en el cuadro de honor de los diez mejores del país.

La temporada 1966-1967 la corren juntos Abelino y Miguel, y una vez más coronan su campaña con triunfos.

El Campeonato Nacional se traslada a Rancagua. La ciudad y sus dirigentes y en especial la Corporación de Rodeo de Rancagua se comprometen a reconstruir su Medialuna. La antigua Medialuna presentaba un aspecto desolador. Los dirigentes responden, se desmantela la vieja y tradicional Medialuna y se rehace una gran Medialuna, sus corrales y pesebreras. Al momento de iniciarse el Campeonato Nacional todo estaba perfecto.

Se inicia el rodeo con el 'Champion Selección de Raza' que gana el Criadero Huencuecho en Garantía y Jardinero, el 'Champion de Yeguas' que gana el Criadero Santa Elba en Percala y Pelotera, el 'Champion de Potros' que ganan Domínguez y Monsalve en Jornalero y Ñipán, el 'Champion de Caballos' que gana don René Urzúa y Santiago Soto en Huimay y Follaje, y el 'Champion Categoría Mixta' que gana Agustín y Alejandro Acuña, padre e hijo, en Escritor y Pilche. La primera clasificación de parejas campeonas la gana Pedro Vergara en Caprichosa y Fonda, y la segunda clasificación de campeones la ganan los hermanos Alejandro y Fernando Aguirre de Temuco, en Ponchera y Festejada.

La collera de Abelino Mora y Miguel Lamoliatte logran entrar en el cuarto animal en Haciendo Sed e Indiana con 15 puntos buenos, y después de una carrera de 4 puntos, terminan con el cuarto lugar del Campeonato de Chile que en esta oportunidad nuevamente gana la collera del Criadero Santa Elba en Percala y Pelotera.

Abelino quiere agregar... "el triunfo es merecido por don Ramón Cardemil y Ruperto Valderrama, pero yo creo que es importante que usted sepa que nosotros en el último animal perdimos una atajada de cuatro puntos buenos porque al correr el animal pegado a las quinchas, antes de llegar a la atajada sonaron las ramas y el jurado creyó que se trataba de una atajada antes de bandera. El jurado era de primera categoría, pero está integrado por seres humanos y nosotros con Miguel siempre creímos que se equivocaron sin mala fe, había poca visibilidad, ya era tarde, y la verdad es que el ruido de las ramas fue también grande... sin el punto malo y con la tajada de cuatro, empatábamos con don Ramón... seguramente en el desempate nos hubiera ganado, porque sus yeguas eran extraordinarias, ellos estaban corriendo inspirados y la suerte ese año estaba para ellos..."

Siempre un Gran Deportista

Como decíamos al comienzo, Abelino siempre fue un gran deportista. Cuando pequeño, tres veces Campeón de Atletismo en el Colegio Alemán, buen esquiador y más tarde, y sin descuidar jamás su pasión por los caballos, integra durante muchos años el Directorio de la Federación del Rodeo Chileno; gran jugador de golf representa a su querido Temuco en los Campeonatos Interprovinciales de la especialidad; contribuye a la formación y es presidente del Club de Golf de Temuco.

Seguir la campaña de Abelino Mora temporada a temporada, nos obligaría a llenar páginas y páginas. Sólo resumamos diciendo que corre un par de años más con su amigo Miguel Lamoliatte, vuelve a correr con su hermano Abelardo, tiene una gran campaña con Alvaro García, y más adelante con Aliro Pérez, y año a año sigue obteniendo un lugar entre los diez mejores jinetes del país.

Indiscutiblemente es un gran animador del Campeonato Nacional. Famosos son en este periodo sus caballos Ñatita, Batelera, Soperita, Guardián II y Zíngaro, con todos se luce en Rancagua. El público lo quiere por su maestría, por su valentía para correr, porque jamás cede ante la ambición de un resultado en perjuicio del espectáculo que siente debe proporcionar a la afición en cada una de sus corridas.

Enseña en sus hijos, primero a querer y cuidar los caballos, y después los inicia en el deporte del rodeo, teniendo con algunos de ellos, destacadas actuaciones deportivas.

En su criadero Trehuaco, que ha preservado por más de 50 años, mantiene 14 yeguas de crías, 5 caballos en trabajo y 9 potrillos.

"Casi todo lo mío -dice Abelino- es Aceitaíta, ya sea por padre o madre. Yo sólo trabajo mis caballos, y si falla el petisero, yo soy el petisero... Todos los días trabajo mis caballos, salvo los domingos, en que me levanto más temprano, y sólo los trabajo hasta las 11 de la mañana para alcanzar la misa de la Iglesia de Metrenco a las 11:30, y así agradecer a Dios esta vida maravillosa, que me ha dado junto a mi familia y a mis amigos del deporte...".                    

Fuente: Anuario del Rodeo 1998

LO ULTIMO EN CABALLO Y RODEO