Santiago, | Hora Local:
CABALLO Y RODEO - Portal Oficial Federaciones del Rodeo y de Criadores de Caballos Chilenos Federación de Criadores  de Caballos Chilenos Fedetración del Rodeo Chileno

Abelino Mora, Campeón o Nada II

Desde muy jóven fue figura en el mundo corralero, pero fue en Chillán donde alcanzó la gloria.

Comparte este contenido:
Imprimir Guardar PDF Enviar Autor: fecha: Viernes 29 de agosto de 2003

Primer Campeonato Nacional

En 1949 los hermanos Santos lo entusiasman para participar en el Primer Campeonato de Chile que se realizaría en la ciudad de Rancagua.

Recordemos que el año anterior, durante el rodeo inaugural de la Medialuna gigante de Rancagua, en un discutido triunfo los hermanos Santos, favoritos del público, habían sido postergados a un segundo lugar por la Comunidad Darío Pavez.

Abelino sentía que era aún muy joven y le faltaba experiencia, pero tenía el compromiso de acompañar a sus amigos sureños para defender en este Primer Campeonato de Chile, un título que en el Sur todos esperaban que fuera para los hermanos Julio y Tito Santos.

A Rancagua llegó con la Comadre y el Busca Boches, y con otra collera que formaban los caballos Ponche, comprado a don Jorge Fontaná y el Requén, comprado a don Edmundo 'Mono' Moller.

No puede correr la collera firme que integraban la Comadre y el Busca Boches, y se ve limitado a participar en el rodeo con el Ponche y el Requén, y la esperanza de premiarlos, ganar el rodeo, y con ello el derecho a participar en el Primer Campeonato de Chile.

Sólo logra clasificarlos en la cuarta y penúltima serie, y al momento de recibir el premio, se le acerca Ernesto Santos quien lo felicita y le ruega que acceda a un ofrecimiento que su madre doña Praxedes Inostroza le ha hecho, minutos antes en la Tribuna, a Ernesto, en el sentido de que su jinete Pepe Gutiérrez lo acompañe para participar en la última serie del rodeo. Gustoso lo acepta y su amigo Ernesto Santos montando al Bototo y Pepe Gutiérrez a la Vanidosa, se ganan la última la última serie del rodeo que termina en la mañana del lunes. En la misma mañana se lleva a efecto el Champion del rodeo de Rancagua que también lo ganan Ernesto Santos y Pepe Gutiérrez, y esa misma tarde, como todos sabemos, ganan el Primer Campeonato Nacional de Rodeo Chileno.

Sentado en las tribunas gritaba a voz en cuello y celebraba el triunfo de Cautín y de sus amigos como si fuera propio.

Casado con María de la Luz Gil Mujica tienen ocho hijos, María de la Luz, Abelino, Sergio, Mauricio, Luis Alfredo, Raúl Alejandro, fallecido a los siete años, Javier y Patricio.

Años más tarde, al fallecer su cónyuge, contrae matrimonio con Ximena Sheel Magnet, con quien tiene una hija, a quien bautiza como Daniela Praxedes, en recuerdo de su madre, esa gran luchadora y defensora de nuestras tradiciones que fue doña Pradexes Inostroza.

En 1953 Abelino es reconocido por la afición corralera como un jinete de excepción, y aún cuando no participa en el en el Campeonato de Chile que se realiza los 3, 4 y 5 de abril de ese año en la ciudad de Los Andes y que ganan Alberto Montt y Mario Molina en Perro y Estropajo, él ocupa el Décimo lugar en el Cuadro de Honor de jinetes del país.

Mora y Calderón; Campeones de Chile en Cervecero y Latosito                  

En la ciudad de Chillán se lleva a efecto el Campeonato Nacional de Rodeo correspondiente al año 1955. La prensa destaca como colleras favoritas la de la Comunidad Darío Pavez en Pichanguero y Ambicionero, la de Estanislao Anguita en Rodada y Ocurrencia y en Rigor y Ñipán; la de don Hernán Trivelli en Amanecía y Chiporra y Boquiera y Tamara, la de don René Urzúa y don Ramón González en Secretaria y Arrocito, y por cierto la collera campeona del año anterior de don Santiago y de don Atiliano Urrutia en Mentita y Marmota.

Ese año Abelino había obtenido el segundo lugar en el rodeo de Villarrica en Latosito y Cervecero corriendo con su hermano Abelardo, con lo que los caballos habían quedado clasificados.

Ante la imposibilidad de que lo pudiera acompañar su hermano, su collera fue Eliseo Calderón. Con él participa en Chillán en la semana que la ciudad denomina 'Fiesta del Caballo Chileno' y que termina con el gran rodeo y la final del Campeonato Nacional.  

Ganan el rodeo de Chillán los corredores sureños Teodoro y Julio Jeequer en forma brillante con sus yeguas Adiós mi Plata y Encantadora.

En la tarde del día lunes, se corre el Campeonato Nacional. El jurado compuesto por los señores de la Maza, Evaristo Urrutia, René Urzúa no tiene dificultades. Desde el primer animal Abelino Mora y Eliseo Calderón se transforman en los favoritos del público con impresionantes carreras sobre sus extraordinarios caballos Cervecero y Latosito. Por el camino van quedando las otras parejas favoritas, pero al termino del cuarto animal los ganadores indiscutibles son Abelino Mora y Eliseo Calderón en Cervecero y Latosito, y en segundo lugar, Rodolfo Bustos y Segundo Zúñiga con Berlina y Faustina.

"Sólo alegrías y buenos recuerdos -dice Abelino- qué gran elección hice al acompañarme con Eliseo Calderón, jinete tremendamente efectivo, ganador de innumerables rodeos, gran arreglador de caballos. Como no destacar -agrega- su arreglo de la yegua negra Vanidosa, que junto al Bototo fueron los primeros caballos campeones de Chile, y el mejoramiento del caballo Cervecero" y añade "también fue una gran elección la que hice al comprar en Osorno a don Jorge Stolzenbach el Latosito, un hijo de Ulises y la Laterita y a Rubén Ramírez el Cervecero, un hijo Mirquén y la Cervecera".             

Bueno -me indica Abelino- tendré que contarle todo, y agrega: "la verdad es que como Chillán tiraba la casa por la ventana durante toda la semana que duraba 'la fiesta del caballo chileno' y la premiación no se hacía al término del rodeo, sino en la noche en un gran fiesta en la Medialuna, yo me fui a cambiar ropa al hotel donde me esperaban los amigos. Como la alegría y el cariño eran muy grandes, se nos pasó la hora y cuando en el recinto de la Medialuna se procedió a entregar los premios a los ganadores, no aparecí, todavía estaba en el Hotel...

Cuatro meses más tarde, mi madre recibió el premio en la Federación de manos de don Raúl Pavez y que consistía en $200.000 y una bandera de palta que, hasta el día de hoy, guarda como un tesoro mi hija Marilú".           

Fuente: Anuario del Rodeo 1998

LO ULTIMO EN CABALLO Y RODEO